¿Podemos acabar con el chollo del latigazo cervical?

Share Button

 

El Síndrome del Latigazo cervical (o Síndrome de Wiplash cervical) es un cuadro muy frecuente que se produce en los accidentes de tráfico, sobre todo en impactos posteriores o laterales entre dos vehículos, incluso a baja velocidad. Su incidencia aproximada es de 1 caso cada 1000 personas/año. Este cuadro se suele producir como consecuencia del movimiento de vaivén de la cabeza respecto del tórax producido por la inercia del impacto. En dicho movimiento de la cabeza, se produce primero una flexión para posteriormente sufrir una hiperextensión del mismo. Durante dichos movimientos se pueden dañar estructuras musculares y tendinosas principalmente por la elongación de sus fibras o por la ruptura de las mismas, así mismo los discos intervertebrales se ven forzados a soportar presiones tanto en la zona anterior como en la zona posterior de los mismos, pudiéndose producir desplazamientos de los mismos. La sintomatología más frecuente que suelen presentar estos pacientes va desde el dolor cervical, contracturas musculares, vértigo, nauseas, parestesias en los miembros superiores, entre otros.

Hasta aquí la teoría de este cuadro tan frecuente en nuestro medio pericial. Sin embargo, y por desgracia, en la mayoría de las ocasiones, se está utilizando la existencia de un impacto posterior, de forma rentista por parte de las personas que lo sufren. Como consecuencia de los mismos, además de participar las instituciones sanitarias para establecer el diagnóstico y tratamiento de los mismos, las compañías de seguros se ven en la obligación de indemnizar a los lesionados como consecuencia del daño sufrido. Aquí es donde participa el afán lucrativo de muchas de estas personas que piensan que el haber sufrido este accidente supone un chollo. La presencia de estas situaciones está ocasionando un alto coste económico para la sociedad, en concreto se estima que anualmente en Europa el coste como consecuencia de las indemnizaciones por parte de las compañías de seguro por este cuadro se situaría entre los 5 y los 10 mil millones de euros. Además del coste social de bajas laborales, asistencia médica a los lesionados, medicación, etc.

De todo lo anterior deriva la pregunta que nos hacemos en el título del presente artículo, ¿podemos acabar con el chollo del latigazo cervical?, no sabemos a quien puede corresponder esta tarea, pero lo que si creo es que el Médico Forense es uno de los implicados en cortar esta tendencia lucrativa. En el artículo que reseñamos se propone una nueva herramienta para tratar de luchar contra estos simuladores, en concreto los criterios biomecánicos que explican el mecanismo cinemático del latigazo cervical. Con estos indicadores biomecánicos se trata de establecer la relación de casualidad entre el movimiento del cuello y las lesiones sufridas. A tener en cuenta serían las velocidades de los vehículos, la masa de los mismos y la situación del paciente en el interior del vehículo.

Pero además de todo lo anterior, deberíamos de evaluar de forma exhaustiva los síntomas que presenta inmediatamente tras el accidente, las pruebas de diagnóstico que se le realizaron así como las condiciones patológicas que padecía el paciente antes del mismo. En la mayoría de las ocasiones y a pesar de evaluar todo lo anteriormente mencionado, no somos capaces de explicarnos la fisiopatología exacta del cuadro que presenta el enfermo y que explique o justifique los síntomas que nos relata cuando lo tenemos ante nosotros para valorarlo en la consulta.

Por tanto en el artículo que reseñamos hoy, se nos da una herramienta más en nuestra tarea pericial, a la hora de valorar el daño sufrido como consecuencia como una lesión tan frecuente como es el latigazo cervical, pero no debemos de descartar ninguno de los elementos que se nos ponen a nuestra disposición para tratar de poner freno a esta demanda social.

http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0377473212001034

Sebastián Díaz About Sebastián Díaz
Dr. Sebastián Díaz Ruiz, soy Medico Forense en el Instituto de Medicina Legal de Málaga. Me apasiona la Patología Forense. Experto Universitario en Metodología de Investigación en Drogodependencias. Miembro de la Sociedad Española de Patología Forense y de la Asociación de Médicos Forenses de Andalucia. Autor del libro “Manual de Tanatopraxia y Tanatoestética”. Pero ante todo, mi principal inquietud es la investigación y aprender cada día algo nuevo.

Share Button

3 comentarios de “¿Podemos acabar con el chollo del latigazo cervical?

  1. Pingback: ¿Podemos acabar con el chollo del latiga...

  2. Pingback: ¿Primera asistencia facultativa o tratamiento médico? | amplia-mente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *