Ampliando

Share Button
amplia-mente

amplia-mente

Al igual que hacíamos la semana pasada, hoy nos detenemos un momento en la actividad de este blog, para echar la vista atrás y repasar aquellos temas a los que hemos dedicado el artículo diario de esta semana. Esta va a ser una costumbre que nos hará reflexionar sobre la actualidad y la respuesta que desde amplia-mente le queremos da a dicha actualidad y a la vez ampliar algunas de las ideas alli planteadas.

Comenzabamos la semana haciendo referencia a algunos casos de muerte súbita que se habían presentado en nuestro país (España) y que alcanzaron cierta trascendencia social, de la que se hicieron eco los medios de comunicación. En concreto el fallecimiento en el aeropuerto de Gerona de una mujer embarazada o la muerte de un niño en el patio del colegio en Loja (Granada) mientras asistía a la clase de educación física. En el primero de los artículos, “Manos que dan la vida”, se debatía sobre la necesidad de extender los conocimientos de primeros auxilios a la población en general y no solo focalizar estos conocimientos en el sector profesional. La JAMA en su artículo referenciado, dice que la aplicación por parte de la población general de las medidas de reanimación cardiopulmonar básicas, hasta la llegada de los servicios de emergencias, correctamente realizadas, pueden salvar la vida del paciente. De hecho se recoge en esta publicación que antes de aplicar estas medidas, de aquellos sujetos que sufrían una parada cardiorespiratoria, llegaban vivos entre un 6´4-9´5%, mientras que tras la aplicación de estos conocimientos a la población general, el índice de supervivencia a la llegada al hospital fue de entre un 19´8-23´8%. Así mismo se señala como en países de nuestro entorno, como por ejemplo Dinamarca se han introducido los conocimientos de primeros auxilios de forma obligatoria en las escuelas y es un requisito indispensable para obtener el carnet de conducir. Las autoridades españolas deberían de tomar nota y desde amplia-mente les hacemos la siguiente pregunta: ¿Para cuando un plan de esta envergadura en España?

El otro de los artículos que dedicabamos a la muerte súbita, “Muerte súbita y deporte”, hacía hincapié en los principales cuadros cardiovasculares que podrían originar un cuadro de muerte súbita asociada a la práctica deportiva, desgraciadamente más frecuente de lo que pensamos. Así mismo se recogía el protocolo de reconocimiento médico necesario para llevar a cabo la práctica deportiva de forma segura. ¿Cómo es posible exigir a los médicos de familia o a los pediatras, que firmen certificados para dicha actividad deportiva en tan solo unos minutos en la consulta diaria sin llevar a cabo una exploración en profundidad?

El Jueves y el Viernes, nos centramos en unos de los grandes problemas sociales de nuestro tiempo y dedicamos nuestros artículos a las personas mayores, tan olvidados y abandonados por nuestra sociedad. Estudios recientes han determinado que existen pérdidas de memoria asociadas a la edad que no tienen porqué ser etiquetadas de Enfermedad de Alzheimer, como recogíamos en el artículo “¡No es Alzheimer todo lo que se olvida!”. Aquí establecíamos las bases para el diagnóstico correcto del Alzheimer, ya que las pérdidas de memoria no relacionadas con esta enfermedad pueden llegar a ser recuperables y reversibles, evitando así deterioros cognitivos más profundos y severos. Así que se deberían plantear programas de psicoestimulación cognitiva para que aquellos ancianos que presenten los primeros síntomas de deterioro cognitivo no progresen en la enfermedad e incluso si fuera posible recuperar su actividad mental normal, para ello los servicios sociales deberán de tomar cartas en el asunto, no dando la batalla por perdida.

El segundo de los artículos dedicados a las personas mayores, “Salud mental y personas mayores”, establecía que no todo lo que afecta al anciano desde el punto de vista mental es Alzheimer sino que existen otros cuadros con una prevalencia alta, como trastornos del estado de ánimo (depresión y ansiedad principalmente), que en este grupo de edad, especialmente vulnerable, puede resultar un factor de riesgo para que se produzca una aceleración de los posibles problemas cognitivos ligados a la edad.

Por último, y muy a nuestro pesar, ha vuelto a ser de nuevo actualidad el asesinato de otra mujer a manos de su pareja, pero esta semana con la salvedad de que la víctima era menor de edad. El Dr. E.Ramos, en su artículo “Menores y violencia de género”, recoge que la violencia de género determina en los/las menores graves consecuencias psicológicas que influyen negativamente en su bienestar, desarrollo psicológico y salud mental y que hacen necesario atender este importante problema social. Además se insiste en que el cambio, el viraje en la violencia de género, no se producirá hasta que no seamos conscientes de que NADIE ES SUPERIOR A NADIE, y por tanto no se puede imponer por encima de nadie, ni someter a nadie. Para conseguir esto solo hay una vía, EDUCACIÓN, pero no una educación institucionalizada, en la que sean otros los que le introduzcan las ideas a nuestros niños, sino una educación social, en la que todos debemos educar al que tenemos al lado, no por la introducción de conceptos nuevos, sino con el ejemplo propio.

Estan han sido las propuestas de una semana cargada de intensidad y que os invitamos a que la repaseis con nosotros y reflexionemos todos juntos.

 

Sebastián Díaz About Sebastián Díaz
Dr. Sebastián Díaz Ruiz, soy Medico Forense en el Instituto de Medicina Legal de Málaga. Me apasiona la Patología Forense. Experto Universitario en Metodología de Investigación en Drogodependencias. Miembro de la Sociedad Española de Patología Forense y de la Asociación de Médicos Forenses de Andalucia. Autor del libro “Manual de Tanatopraxia y Tanatoestética”. Pero ante todo, mi principal inquietud es la investigación y aprender cada día algo nuevo.

Share Button

Un comentario de “Ampliando

  1. Pingback: Ampliando | amplia-mente | Scoop.it

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *