Simulación médica ¿Lazarillo de Tormes es una novela?

Share Button
El Lazarillo de Tormes visto por el pintor español Francisco de Goya (1746-1828).

El Lazarillo de Tormes visto por el pintor español Francisco de Goya (1746-1828).

Medical simulation. Is Lazarillo de Tormes a fiction story?

La vida de Lazarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades (más conocida como Lazarillo de Tormes) es una novela española anónima, escrita en primera persona y en estilo epistolar (como una sola y larga carta), cuya edición conocida más antigua data de 1554. En ella se cuenta de forma autobiográfica la vida de un niño, Lázaro de Tormes, en el siglo XVI, desde su nacimiento y mísera infancia hasta su matrimonio, ya en la edad adulta. Es considerada precursora de la novela picaresca por elementos como el realismo, la narración en primera persona, la estructura itinerante, el servicio a varios amos y la ideología moralizante y pesimista. Lazarillo de Tormes. (2103, 11 de noviembre). En Wikipedia, la enciclopedia libre. Recuperado el 11 de noviembre de 2103 a las 21:05 de <http://es.wikipedia.org/wiki/Lazarillo_de_Tormes#Sobre_el_Lazarillo>.

La novela picaresca, como introducción del presente artículo, es un género literario surgido en el Siglo de Oro español, en el que el protagonista es el pícaro, cuya línea de actuación como mecanismo de supervivencia es el engaño, la astucia aplicada al mismo y las trampas en general. Por supuesto este comportamiento se sitúa mas allá de los códigos de honor de la época. La novela picaresca, además de su carácter lúdico, tenía una fuerte componente moralizante en la que se criticaba mediante la sátira la degradación de las capas sociales dominantes.

¿Les suena?, hasta el momento, lo escrito, además de constituir una introducción a la reflexión diaria, no dista demasiado del contenido de cualquier medio de comunicación de hoy día en estos tiempos de crisis. Según sea el ideario político del medio que se analice, nos encontraremos una crítica feroz al estamento gubernamental del que trate la noticia, o una imputación al “aprovechamiento” del ciudadano en relación a la misma noticia. Si vemos con perspectiva, realmente se trata de los dos componentes de la novela picaresca, solo que por separado según la tendencia política del emisor de la noticia.

Viene todo esto a colación por una serie de informaciones que han visto la luz estos días pasados. Por una parte, la empresa aseguradora Linea Directa, publicaba hace unos días el 2º barómetro del fraude en el seguro de autos, en el que tras el análisis de 30.000 casos de estafa al seguro de coche en los últimos dos años, parecen llegar a la conclusión de que en el actual periodo económico que atraviesa el país (tanto el estudio de Linea Directa, como este blog, se escriben desde España); a más crisis, más fraude. Según el estudio realizado, para el “picaro” de nuestros días, el tipo de fraude mas común es intentar incluir en un parte de daños ajeno algún concepto que le interese como averías informadas como accidentes. Respecto a las lesiones, que se acercan mas a la temática del blog, concluyen (siempre según sus referencias) que del total del fraude, la simulación del lesiones suman el 98% de los casos y el 2% restante se debe al intento de declarar lesiones preexistentes como derivadas de un accidente. El grupo etario del defraudador mas frecuente, vuelve a coincidir con el perfil de pícaro joven de las novelas del Siglo de Oro. Respecto a personas físicas, son los menores de 26 años los que mas intentan obtener un beneficio secundario a costa del seguro.

Coincidente temporalmente con la publicación del barómetro de Linea Directa, nos encontramos con un interesante artículo en la publicación electrónica Clinica y Salud, en el que con el título Prevalencia de simulación en incapacidad temporal: percepción de los profesionales de la salud (acceso gratuito al texto completo), los autores se encuentran previo a su estudio, que en España apenas existen estudios al respecto. En el realizado por ellos, los profesionales colaboradores, encontraron que los trastornos relacionados con el dolor crónico como algias en la columna o fibromialgia, son los que mayor tasa de simulación presentaban, seguidos de cerca por las alteraciones afectivas y emocionales. Respecto al  perfil del simulador ofrecido en el artículo, vemos nuevamente a un adulto joven (en este caso, se une otro pico de edad en torno al final de la vida laboral), con trabajos poco estimulantes y bajos ingresos. Normalmente se trata de casos en los que se dan episodios reales inicialmente, pero que se prolongan el tiempo de  baja médica a fin de mantener el beneficio obtenido con el estatus  adquirido.

Desgraciadamente, la sensación en el quehacer diario de las Clínicas Medico Forenses de los Institutos de Medicina Legal de España, es muy parecida a pesar de no existir estadísticas “oficiales” al respecto. Y decimos desgraciadamente, porque al igual que en la medicina asistencial, donde el ejercicio de la medicina defensiva no deja de ser un lastre, como ya expresábamos en el artículo Malpraxis ¿Solo médica?; en la medicina pericial no es bueno ejercer las labores profesionales con la permanente sospecha de que el sujeto informado nos está intentando engañar.  Tal y como se refiere en el mencionado artículo de la Revista Clínica y Salud, es necesario el desarrollo de protocolos de detección de simulación que cubrirían el doble objetivo de descartar las lesiones del sujeto simulador y corroboraría las del individuo honesto. Amplia-mente.com suscribe totalmente esta necesidad, de modo que el instrumento de difusión de contenido médico legal que supone este espacio, servirá como caja de resonancia de la futura publicación de los estudios de tan importante parcela de la medicina pericial.

Y ustedes, ¿que opinan, estimados lectores? ¿Es la picaresca solo un género literario? No es cuestión baladí. En los tiempos de globalización en que vivimos, supone el fraude un importante agujero económico a tener en cuenta. Pensará el lector ajeno al mundo pericial que no es asunto suyo mientras que no tenga problemas que tratar con las compañías aseguradoras; pero seguramente no tiene en cuenta la gran movilización de recursos que estos temas ocasionan a nivel judicial, que por la vía de los impuestos si que financiamos todos. ¿Sigue siendo algo que no nos atañe a todos. Creemos que no.

Eduardo Ramos About Eduardo Ramos
Eduardo Ramos Campoy. Mente amplia e inquieta, de curiosidad insaciable. Ejerciendo en la actualidad como Médico Forense en el Instituto de Medicina Legal de Málaga. Máster en Ciencias Forenses y Derecho Sanitario. Especialista Universitario en Psiquiatría Forense.

Share Button

6 comentarios de “Simulación médica ¿Lazarillo de Tormes es una novela?

  1. Pingback: Simulación médica ¿Lazaril...

  2. Pingback: ¿Primera asistencia facultativa o tratamiento médico? | AmpliaMente

  3. Pingback: A vueltas con el fraude médico | amplia-mente

  4. Pingback: Ampliando | amplia-mente

  5. Pingback: Ampliando el verano XVIII: ¿PRIMERA ASISTENCIA FACULTATIVA O TRATAMIENTO MÉDICO? | amplia-mente.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *