Cánnabis, ¿Tan blando?

Share Button
Cannabis sativa

Cannabis sativa

¿Es realmente tan inocuo el consumo de marihuana?

Cannabis, So soft?

Is it really as safe marijuana?

Hoy traemos a estas líneas un tema que empieza a ser recurrente en los contenidos de este blog. Enlazando con lo expuesto y reflexionado en Marihuana, Ley y globalización, volvemos a abordar un pensamiento que surge entre profesionales de la medicina, en los diversos ámbitos que tratan del tema de consumo de drogas.  Resulta alarmante la tendencia generalizada en la población, respecto a la creencia sobre la inocuidad del consumo de cánnabis. Quien hoy les escribe, hace tiempo que perdió la cuenta de veces que ha oído a personas de todas las edades (en contra de lo que cabría esperar) afirmaciones como que el hachís o la marihuana (realmente a pie de calle, en España la gente lo refiere como “chocolate” o “maría” respectivamente), “no son realmente drogas”, “son incluso inocuos si no se mezclan con tabaco”, o aquello de “de acuerdo, es una droga, pero las drogas blandas no son nocivas”.

¿Imaginan la cara que se le queda a un profesional de la medicina que trata a diario con las consecuencias negativas del consumo de cánnabis?. Seguro que si, muchos de nuestros estimados lectores están dentro de este grupo. Y lo peor del caso es que en base a esa sensación de inocuidad, florecen en nuestras ciudades (nunca mejor dicho), una serie de tiendas especializadas en el autocultivo de plantas de distintos tipos o razas de cannabinoides, junto con toda una parafernalia surgida tras el aparente boom de consumo que están experimentando estas sustancias. Igualmente en este tipo de tiendas, se están vendiendo “legalmente” una serie de productos que bajo una apariencia de sustancias naturales, hierbas aromáticas, etc, esconden en su composición (que ciertamente es natural, en tanto la conforma una mezcla de hierbas inicialmente  inocuas) el “aderezo” de una serie de cannabinoides sintéticos que son el verdadero principio activo del preparado y que en la mayoría de los casos desconoce el consumidor. Es un tema tratado en amplia-mente.com en el artículo Spice: un mal condimento a las fiestas juveniles. Existen mas.

¿Qué opinan, estimados lectores? ¿podemos considerar desde el punto de vista médico, blanda una droga que se mantenga dentro del organismo hasta casi tres meses?. Los efectos del cánnabis, no son solo recreativos. ¿Merece la pena el peaje a pagar por su consumo?. Hoy día, está bastante estudiada la relación entre el consumo de distintos cannabinoides y la esquizofrenia. En el artículo Dose–response effect between cannabis use and psychosis liability in a non-clinical population: Evidence from a snowball sample, publicado en Journal of Psychiatric Research, el doctor Miguel Ruiz-Veguilla, psiquiatra en el Hospital Virgen del Rocío, entre otros miembros intervinientes en el estudio, objetiva que El consumo de cánnabis en menores de 18 años acelera la aparición de brotes psicóticos y duplica el riesgo de sufrir esquizofrenia a personas con predisposición. Seguimos pensando en la inocuidad del cánnabis?

Lo cierto que a nivel informativo, tan solo se ofrece a la población general una serie de pesados datos médicos ante los cuales los grupos de población sensibles, presentan cierta “anestesia”, bien sea por el exceso de información ya aportada o bien por la inmediatez que hoy día toma la difusión de las noticias en base a la existencia de las redes sociales. Lo cierto es que un sujeto joven, no presta mucha atención a este tipo de noticias, ante la creencia de que por repetida ya la conoce. Pero hay un matiz que quizá los medios de comunicación no alcanzan a ofrecer, que son las consecuencias sociales del consumo de este tipo de sustancias. Analicémoslas.

Como a estas alturas, estoy seguro, todos ustedes, estimados lectores, bien por experiencia profesional propia, o bien por su natural predisposición a conocer la medicina legal (están leyendo el blog, luego les interesa el tema); sabrán que el médico forense no se dedica solo al estudio de las circunstancias que rodean al cadáver. Una de las recurrencias mas intensas en la profesión es que el médico forense que entra al servicio de guardia tras un fin de semana, va a peritar un número mayor de lo normal de implicados en agresiones fruto de riñas juveniles en lugares de ocio. Y casi todas las personas que son exploradas tienen algo (entre otras cosas ) en común, que es el consumo de cánnabis (lo cual no quiere decir que la circunstancia judicial tenga que ver con ello) y la falsa percepción de seguridad e inocuidad ante su consumo. En la mayoría de los casos, tan solo se observan las consecuencias de la pelea que los lleva a ser reconocidos por el médico forense. Pero existen casos, por desgracia cada vez mas frecuentes en los que el médico forense debe informar sobre psicosis tóxicas en sujetos muy jóvenes provocadas precisamente por el consumo de hachís, marihuana o hierbas “inteligentes e inocuas” fumadas en pipas de agua como acontecimiento social del grupo. Aquí, enlazamos entonces con el magnifico articulo presentado por el Dr. Ruiz Veguilla. Muchos de estos jóvenes, pueden tener una predisposición personal al padecimiento futuro de la esquizofrenia y tras ese primer brote psicótico provocado por la sustancia consumida, quedan “colgados” del gancho de la esquizofrenia.

La semana pasada, el Marihuana, Ley y globalización, reflexionábamos sobre las bondades / maldades del binomio represión / legalización de la marihuana. Tras la exposición de hoy, no queremos decir que la línea represiva sea la mas indicada (no tampoco lo contrario). Lo que venimos a exponer, es que finalmente, será la educación de nuestros jóvenes, el mejor arma de lucha contra las consecuencias del consumo de sustancias psicotrópicas (hoy hablamos de cánnabis, pero es ampliable a otras sustancias ilegales o también a las legales como el alcohol).

Amplia-mente.com, les invita a reflexionar sobre el tema. Para los no profesionales, deseamos que tal reflexión, sea fruto de un pensamiento productivo  tras tener otros  matices, normalmente no expuestos, que el tema nos ofrece. Para los profesionales de la lucha contra las consecuencias de las adicciones, lanzamos la reflexión como un punto de enriquecimiento para todos nosotros, que rogamos compartan para mutuo beneficio de todos.

Tengan un buen día.

Eduardo Ramos About Eduardo Ramos
Eduardo Ramos Campoy. Mente amplia e inquieta, de curiosidad insaciable. Ejerciendo en la actualidad como Médico Forense en el Instituto de Medicina Legal de Málaga. Máster en Ciencias Forenses y Derecho Sanitario. Especialista Universitario en Psiquiatría Forense.

Share Button

6 comentarios de “Cánnabis, ¿Tan blando?

  1. Pingback: Cánnabis, ¿Tan blando? | PATOLOG&...

  2. Pingback: Ampliando | amplia-mente

  3. Pingback: ¿Puede matar el cannabis? / Can the cannabis cause the death? | amplia-mente

  4. Pingback: Ahora si, definitivamente dañino. | amplia-mente

  5. Pingback: Esquizofrenia, cánnabis y genes | amplia-mente

  6. Pingback: En el cánnabis, está la diferencia amplia-mente | amplia-mente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *