“Bajo los efectos de…”

Share Button
Etilómetro en aparcamiento público

Etilómetro en aparcamiento público

Hoy volvemos a incidir en un tema en el que amplia-mente.com está últimamente cargando sus contenidos. Hablaremos en esta ocasión sobre la conducción de vehículos a motor en relación al consumo de sustancias tóxicas.

“Under the influence of…”

Today we are hitting an issue that is widely mente.com lately loading its contents. We’ll talk this time about driving motor vehicles in relation to substance use.

Y volvemos a traer este tema, porque es inminente la vuelta desde el Senado (España) del Proyecto de Ley de modificación de la actual Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial presentado el día 7 de octubre de 2013 ante el Congreso de los Diputados.

Nos referimos a la insistencia respecto al tema que hoy nos ocupa, porque ya se ha mencionado en la serie ¿Es la saliva una buena matriz para la determinación de las drogas de abuso? (I), ¿Es la saliva una buena matriz para la determinación de las drogas de abuso? (II) y ¿Es la saliva una buena matriz para la determinación de las drogas de abuso? (III); el concepto “bajo la influencia de los efectos de…”.

Hoy traemos otro estudio que apoya nuestra tesis de primar un correcto y pautado reconocimiento por personal facultativo, frente al exclusivo análisis cuantitativo de sustancias potencialmente tóxicas. Y decimos “potencialmente” por lo que expondremos a continuación.

En la revista Psychopharmacology, se publico en su número de febrero de 2014, el artículo Effects of alcohol hangover on simulated highway driving performance. Científicos de la Universidad de Florida en Estados Unidos, ha objetivado el hecho de que a iguales cantidades de alcohol en aire espirado, los efectos en la conducción eran tanto mas intensos cuanta mayor era la edad del sujeto de estudio. Tras comprobar las habilidades de conducción de cada uno de los participantes, éstos fueron divididos en grupos de edad y sometidos a una exposición controlada de alcohol que posteriormente era cuantificada mediante etilómetro homologado.

Al comparar los resultados, se pudo comprobar que en los sujetos mas jóvenes, las capacidades al volante apenas eran afectadas, mientras que los mas mayores presentaban problemas al mantener el vehículo en el carril, o a una velocidad constante. Los autores, hacen la salvedad de que estas pruebas han sido realizadas en un entorno controlado de laboratorio, por lo que bajo ningún concepto afirman que se pueda o deba conducir habiendo consumido alcohol por parte de los mas jóvenes.

Este estudio, nos hace pensar en amplia-mente.com que posiblemente otras sustancias u otras circunstancias personales o patológicas, podrían dar resultados parecidos, por lo que la simple medida cuali-cuantitativa, se nos antoja totalmente insuficiente a la hora de sancionar el consumo de sustancias en relación a la conducción de vehículos a motor, a no ser que la norma legal se ajuste a la tolerancia cero (evidentemente, si bajamos el límite a 0,0 mg./l., no tendremos problemas para diagnosticar la inexistencia de la influencia de los efectos de las sustancias).

Insistimos, pues, que tras la detección de cualquier sustancia potencialmente tóxica, deberá ser un médico el que tras un completo examen basado en anamnesis, exploración y pruebas complementarias, el que determine la influencia en la conducción, o como reza en el texto legal, “la conducción bajo los efectos de…”

Estimados lectores, nuestra insistencia no es un empecinamiento editorial. Las muertes y lesionados por accidente de tráfico son la primera causa de entrada al  estudio médico legal entre los mas jóvenes, con lo que ello significa;  por lo que el gasto que se ocasionaría en la dotación de infraestructuras personales y materiales para el estudio de los efectos mas allá de los resultados analíticos, estamos convencidos que sería menor a enorme sufrimiento y gasto que ocasionan los accidentes de tráfico relacionados con el consumo de sustancias psicotrópicas y/o estupefacientes.

Tengan un buen día y mucho cuidado al volante.

Eduardo Ramos About Eduardo Ramos
Eduardo Ramos Campoy. Mente amplia e inquieta, de curiosidad insaciable. Ejerciendo en la actualidad como Médico Forense en el Instituto de Medicina Legal de Málaga. Máster en Ciencias Forenses y Derecho Sanitario. Especialista Universitario en Psiquiatría Forense.

Share Button

3 comentarios de ““Bajo los efectos de…”

  1. Pingback: “Bajo los efectos de…” | amp...

  2. Pingback: “Bajo los efectos de…”/ &quo...

  3. Pingback: “Bajo los efectos de…”/&quot...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *