¡Son jóvenes, no retrasados mentales!

Share Button
Jóvenes bebiendo

Jóvenes bebiendo

Amplia-mente.com, desde el inicio de su aventura en la Red, ha tratado multitud de temas en relación a la medicina. Unas veces (muchas), en relación a la medicina legal, otras tantas en relación a otras ramas de la medicina. Sus autores, ejercen como médicos forenses y por tanto, es la medicina legal la rama de la ciencia medica que les es mas afín  y por tanto por la que sienten mas curiosidad científica.

Hecha esta introducción, y a modo de declaración de intenciones, como ustedes sabrán, estimados lectores; en toda la historia editorial del blog, hemos insistido en un tema esencial en nuestro crecimiento como personas y que no es otro que la EDUCACIÓN. No nos referimos a esa palabra tan usada a la ligera en determinadas ocasiones como sinónimo de instrucción, sino a aquella faceta del Ser Humano por la cual integra en su acervo personal toda la experiencia cultural, personal, ética, de todos aquellos que le precedieron y que junto a la instrucción académica, hacen que nos convirtamos en mejores personas.

They are young, not oligophrenics!

Amplia-mente.com, from the beginning of our adventure in Internet , has tried a multitude of topics relating to medicine. Sometimes (many times) in relation to forensic medicine , as many in relation to other branches of medicine . Its authors , works as coroners/medical examiners and is therefore legal medicine the branch of medical science that is more akin to them and therefore they feel more scientific curiosity.

With this introduction, and as a statement of intent, as you know, dear readers; throughout the publishing history of the blog, we have insisted on a central theme in our growth as individuals and that is none other than the EDUCATION . We are not referring to that word as used lightly on occasion as a synonym for instruction, but to that facet of the Human Being by which integrates personal bitter all the cultural , personal, ethical experience of all those who preceded him and that along with academic instruction, do we become better people.

En innumerables ocasiones hemos insistido en la necesidad de políticas educativas en las que se introduzcan una serie de valores en nuestros jóvenes para lograr una actitud preventiva en los mas variados campos de la interacción humana a fin de evitar las situaciones disruptivas que dan lugar a la intervención de la Justicia.

Y todo esto es lo que viene a la mente del autor de las líneas que hoy están leyendo (con cierto retraso al horario habitual, pues quería meditar y medir muy bien las palabras expresadas), ante la perplejidad sentida ante la lectura de la noticia en la que se comunica que el Partido Popular plantea subir a los 21 años la edad mínima para el consumo de alcohol como solución al alarmante consumo de alcohol entre jóvenes a tenor de lo expresado en la Encuesta Estatal sobre uso de drogas en Enseñanza secundaria (ESTUDES) 2012/2013 ya comentada en el artículo Consumo de drogas entre los jóvenes, ¿preocupante?. Una vez mas, demuestra la clase política (toda, pues no es nueva esta actitud antes las adversidades sociales, habiéndose dado en todos los colores del espectro político), una  tendencia a simplificar en exceso las soluciones que la Sociedad les demanda ante determinados problemas.

¿Existe un consumo excesivo de alcohol en jóvenes?, ¡Pues se prohíbe hasta que no sean jóvenes! Así seguro que “mejoran los números”, pero, ¿mejoran las personas?. ¿Creen señores políticos que prohibiendo evitamos el problema, o solo lo escondemos?. Desde nuestra humilde opinión, con esta actitud represiva no se consigue nada. No se trata de evitar el uso de alcohol en jóvenes, sino de cambiar las actitudes para que el joven no tenga la “necesidad” de beber compulsivamente, de que llegado el momento de elegir, sepa y pueda hacerlo libremente y elija no autoagredirse con el alcohol. Eso, señores políticos, solo se consigue “convenciendo” al sujeto joven de modo que sea su elección personal y esas, en los jóvenes son inamovibles. Prohíba usted, señor político a un joven no convencido de los inconvenientes del abuso del alcohol y prácticamente le estará poniendo una copa en la mano.

¿Cómo piensan prohibir algo a una persona que además es mayor de edad? Yo solo soy médico, pero es que de verdad no lo entiendo. ¿Se habrá de cambiar el artículo 12 de la vigente Constitución Española en le que dice “los españoles son mayores de edad a los dieciocho años” por “los españoles son mayores de edad a los dieciocho años, salvo para la ingesta de bebidas alcohólicas, en cuyo caso lo serán a los veintiuno”. No tiene sentido, estimados lectores.

Se publica estos días, otra noticia relacionada con los jóvenes en la que dice que crece un 5% el número de menores juzgados por violencia machista. Según estas tesis propuestas, ¿qué hacemos?, ¿prohibimos las relaciones de pareja tambien hasta los veintiún años y así mejoramos las estadísticas? Puestos a prohibir, impidan trabajar legalmente hasta los veintiún años e igual consiguen por imperativo legal una permanencia en las escuelas hasta que la persona se pueda considerar adulta y así bajamos la tasa de desempleo.

¿Parecen absurdas todas estas propuestas, estimados lectores? Pues si, lo son y mucho. Igualmente absurda parece la prohibición de prohibir la ingesta alcohólica hasta tres años después de la mayoría de edad y sin embargo, es una idea que ha pasado por la Comisión Mixta sobre drogas del Partido Popular. No eludamos la responsabilidad que tenemos como sociedad organizada y afrontemos la ardua tarea de formar a nuestros jóvenes en valores éticos adecuados. Luego, que decidan ellos solos en la autentica libertad que supone el conocimiento de aquellas situaciones con las que se van a encontrar. Con actitudes represivas y paternalistas, lo único que fomentamos son resultados como los obtenidos en la última Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA 2012). Resulta que nuestros jóvenes, están a la cola de la OCDE tambien a la hora de resolver asuntos cotidianos como comprar un billete de tren. ¿les prohibimos subir al tren hasta los 21 años, o les dejamos que resuelvan solo sus problemas dándoles las bases necesarias?

Yo no se ustedes, estimados lectores, pero por lo que veo en la relectura previa a la publicación, sigo igual de perplejo que cuando leí la noticia por primera vez. ¿Y ustedes?

Eduardo Ramos About Eduardo Ramos
Eduardo Ramos Campoy. Mente amplia e inquieta, de curiosidad insaciable. Ejerciendo en la actualidad como Médico Forense en el Instituto de Medicina Legal de Málaga. Máster en Ciencias Forenses y Derecho Sanitario. Especialista Universitario en Psiquiatría Forense.

Share Button

2 comentarios de “¡Son jóvenes, no retrasados mentales!

  1. Pingback: ¡Son jóvenes, no retrasados mental...

  2. Pingback: Niños y drogas, muy mala combinación | amplia-mente.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *