La demencia que viene. En nuestra mano está esquivarla

Share Button
Canónico leyendo de Enrique Simonet

Canónico leyendo
de
Enrique Simonet

Los enormes avances científicos acaecidos desde el primer tercio del siglo XX, indudablemente han contribuido a alargar la esperanza de vida del ser humano, pero ¿existe un paralelismo entre este aumento en los años vividos con el bienestar de la persona?

No es cuestionable que los avances de la ciencia en general y de la medicina en particular, están consiguiendo unas cifras de edad en lo que a longevidad respecta,  impensables hace un siglo, pero estos avances no siempre garantizan que las personas de edad avanzada tengan una calidad de vida óptima.

Entre las labores de los Institutos de Medicina Legal, se encuentran dentro de la jurisdicción civil de nuestro ordenamiento jurídico (amplia-mente.com se escribe desde España), el estudio de nuestros mayores a fin de dictaminar sobre ciertas causas que puedan desde el punto de vista médico originar alteraciones en las capacidades de autogobierno de la persona u ocasionar la necesidad de un internamiento involuntario en institución adecuada a las circunstancias personales del anciano.

Dementia is coming. We can avoid it

Scientific advances have occurred since the beginning of the twentieth century have contributed to prolonging the life expectancy of human beings, but is there a parallel between this increase in years lived with the welfare of the person?

 It is not questionable that the progress of science in general and medicine in particular, are getting old figures as far as longevity is concerned, unthinkable a century ago, but these gains do not always ensure that the elderly have a optimal quality of life.

 Part of the work of the Institutes of Legal Medicine, are within the jurisdiction of our civil law (amplia-mente.com is written from Spain), the study of our elders to rule on certain causes that may from the point medically cause alterations in the self-governing capacities of the person or cause involuntary hospitalization of the elderly in adequately  institution.

Subjetivamente, da la impresión de que los estilos de vida actuales, no están contribuyendo en gran medida a mejorar esta situación. Es cierto que la medicina está consiguiendo unas altas cotas de edad en nuestra población, pero estos estilos de vida pueden estar ocasionando que la llegada a estas altas edades no se acompañe de una salud física y/o psíquica óptima que garantice una adecuada independencia de la persona mayor.

Dormir un inadecuado número de horas, unido a una falta de estimulación cognitiva vienen a favorecer el deterioro cognitivo precoz en mayores de 65 años; tendencia ésta alarmantemente ascendente entre nuestros jóvenes. El artículo Estilos de vida asociados a deterioro cognitivo. Estudio preliminar desde la farmacia comunitaria, publicado en la Revista de Investigación Clínica, viene a objetivar ciertas causas del deterioro cognitivo de parte de la población mayor de 65 años.

Los datos obtenidos, vienen a demostrar que el deterioro cognitivo de los mayores, viene a estar influenciado tambien por los estilos de vida actuales. Han podido constatar los autores, que la carencia de un hábito de lectura, viene a incrementar el riesgo de deterioro en 3,7 veces respecto a lo esperable. Igualmente la alteración en las horas de sueño tambien incrementan este riesgo en 2,6 veces.

La reflexión que surge es que si las dos variables estudiadas (sueño y falta de estimulación cognitiva por carencia de hábito de lectura), influyen claramente en el deterioro cognitivo en la tercera edad, ¿a que se está abocando a la población joven actual? La irrupción de las mal llamadas nuevas tecnologías, está haciendo que los segmentos mas jóvenes de la sociedad cambien drásticamente sus hábitos respecto a las generaciones anteriores; de modo que el incremento exponencial en lo que respecta a las actividades de ocio y las grandes posibilidades de comunicación que ofrece el acceso a Internet, sobre todo desde dispositivos móviles, están incidiendo precisamente en las variables estudiadas en el estudio enlazado, es decir horas de sueño y acceso a la lectura.

Evidentemente el estudio se ha realizado en población mayor de 65 años. No queremos afirmar que la población de menor edad vaya a caer en problemas de deterioro cognitivo por el abandono de hábitos saludables, pero es precisamente ese, los hábitos, el problema central de nuestra hipótesis. ¿Qué pasará cuando los jóvenes de hoy lleguen a la tercera edad? Según la tendencia actual, gran parte de nuestros jóvenes lleguen a la edad en la que el deterioro cognitivo comienza a aparecer de una manera estadísticamente  “normal”, van a llegar tras toda una vida de malos hábitos en lo que al sueño y la lectura respecta. ¿Quiere esto decir que se incrementarán los casos de intervención judicial en casos de internamientos y/o incapacitaciones?. El tiempo lo dirá, a día de hoy es dolo un futurible que además tiene posibilidad de reparación, pero es estudio publicado no presenta un futuro muy halagüeño para aquellos sujetos jóvenes que pierden horas de sueño “enganchados” a las redes sociales y que tampoco leen por estar gran parte del día entregados a este nuevo hábito.

Amplia-mente.com, publica artículos de reflexión sobre la actualidad médica. La inmensa mayoría de las veces sobre medicina legal, que es la orientación profesional de sus autores. Aparentemente, hoy no ha sido un artículo sobre medicina legal, pero no todo es lo que parece. La reflexión de hoy versa sobre el giro que en los próximos años puede darse en los Institutos de Medicina Legal de España si los datos ofrecidos vienen a vaticinar un futuro en el que las demandas de recursos en éstos tengan que virar hacia peritaciones civiles por procesos de internamiento o incapacitación en base al cambio de la futura realidad social.

Como decíamos antes, solo el tiempo lo dirá.

Tengan un buen fin de semana.

Eduardo Ramos About Eduardo Ramos
Eduardo Ramos Campoy. Mente amplia e inquieta, de curiosidad insaciable. Ejerciendo en la actualidad como Médico Forense en el Instituto de Medicina Legal de Málaga. Máster en Ciencias Forenses y Derecho Sanitario. Especialista Universitario en Psiquiatría Forense.

Share Button

Un comentario de “La demencia que viene. En nuestra mano está esquivarla

  1. Pingback: La demencia que viene. En nuestra mano est&aacu...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *