Ampliando

Share Button
amplia-mente.com

amplia-mente.com

Tras la intensa publicación de post relacionado con drogas de abuso que hemos ofrecido en las últimas semanas, en el transcurso de esta que hoy cerramos, hemos ido llevando el espacio virtual amplia-mente.com a la normalidad de sus publicaciones habituales.

Así, comenzamos el lunes pasado con Dieta mediterránea y Enfermedad de Alzheimer. Veíamos como en esta prevalente enfermedad indicen multitud de factores etiopatogénicos, pero que éstos no estaban tan claros en cuanto a la concreción de factores preventivos de la enfermedad. En nuestro afán de exponer a nuestros estimados lectores la actualidad médica, les trajimos dos interesantes artículos de reciente publicación en los que se sugieren dos vías dietéticas distintas a la hora de prevenir la Enfermedad de Alzheimer. El primero de los artículos, “Evidence on Diet Modification for Alzheimer’s Disease and Mild Cognitive Impairment“ venía a sugerir gracias a los datos obtenido en el estudio llevado a cabo, que la dieta puede actuar como factor preventivo contra el desarrollo de enfermedades que cursan con deterioro cognitivo leve como es la enfermedad de Alzheimer en sus estadíos iniciales. Pero como es natural y habitual en nuestro blog, les ofrecimos datos “relativamente” contrapuestos como los obtenidos en estudios tras dietas bajas en carbohidratos y otros en los que se dan distintas combinaciones que si bien bioquímicamente pueden ser similares a la dieta mediterránea, conceptualmente no lo son, como puedan ser altas ingestas de vegetales en frutas y verduras, pero no en cereales y legumbres (componentes base de la pirámide alimentaria en la dieta mediterránea, junto a las frutas y verduras), que también se constituyen como factor protector dietético contra el inicio de la Enfermedad de Alzheimer. Nosotros lo expusimos, ustedes tras asimilar los datos contrapuestos, deciden que conclusión piensan que es la idónea.

Enlazando con la influencia de la alimentación en el mantenimiento de la salud del organismo, les ofrecimos Que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento. Tras la famosa frase de Hipócrates, nos encontramos una realidad en la que se está dando una creciente preocupación en la comunidad médica. Tras décadas de “bombardeo” sobre las excelencias de la pirámide alimentaria “oficial” empiezan a surgir voces mas que autorizadas a cuestionar este dogma nutricional. Se han dado en recientes fechas una serie de publicaciones cuestionando la relación entre el consumo de grasas saturadas (proscritas en una alimentación sana según las teorías oficiales) y el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares en general y coronarias en particular. El estudio referido, ha sido un meta análisis coordinado desde la Universidad de Cambridge en el que han participado profesionales de reconocido prestigio de todo el planeta. Casi simultáneamente, se publicaba otro artículo en el que se relacionaba el trastorno bipolar y la esquizofrenia con el síndrome metabólico y se observaba como sujetos que guardaban normas higiénico dietéticas acordes con la pirámide alimentaria oficial, padecían contra pronóstico, un síndrome metabólico y ser relacionaba estadísticamente con un mayor riesgo de padecer el mencionado trastorno bipolar o esquizofrenia.

En un cambio de temática, pero volviendo a una cuestión muchas veces tratada en amplia-mente.com, publicábamos Muerte súbita infantil y genética, ¿es este el origen?. Muchísimas han sido las propuestas etiológicas en relación a la muerte súbita infantil, casi tantas como grupos de estudio se han dedicado a intentar dar explicación a este cuadro. Recientemente, un grupo investigador  de Hannover (Alemania), tras un análisis  de 774 muestras, observó la presencia de 22 polimorfismos de nucleótido único-haplogrupo específico (SNP) del ADN mitocondrial, utilizando un ensayo de mini-secuenciación que combina la reacción en cadena de la polimerasa (PCR) y la secuenciación. En este trabajo, se han encontrado significativas correlaciones en las alteraciones antes mencionadas y la muerte súbita infantil de los sujetos de estudio. La reflexión a la que nos abocan estos resultados es, si a respuesta de la causa de la Muerte súbita infantil puede que se encuentre codificada en el genoma del sujeto a su nacimiento, pero ¿podremos determinarlo en un futuro?, ¿se podrán realizar determinaciones en aquellos sujetos con antecedentes familiares de Muerte súbita infantil?.

Esto fue todo. La semana que viene traeremos de nuevo aquello que la actualidad médica nos vaya deparando. Tengan un buen fin de semana.

Eduardo Ramos About Eduardo Ramos
Eduardo Ramos Campoy. Mente amplia e inquieta, de curiosidad insaciable. Ejerciendo en la actualidad como Médico Forense en el Instituto de Medicina Legal de Málaga. Máster en Ciencias Forenses y Derecho Sanitario. Especialista Universitario en Psiquiatría Forense.

Share Button

2 comentarios de “Ampliando

  1. Pingback: Ampliando | amplia-mente | amplia-mente | Scoo...

  2. An fascinating discussion is price comment. I think that it’s best to write more on this matter, it might not be a taboo subject however usually persons are not sufficient to talk on such topics. To the next. Cheers

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *