Ampliando

Share Button
amplia-mente.com

amplia-mente.com

Si la semana pasada, observábamos al hacer el resumen semanal ampliando, que la actualidad relacionada con la medicina nos había llevado a escribir de un modo casi monotemático, esa misma actualidad médica ha hecho que en esta ocasión abramos el abanico de los temas, escogiendo tres facetas distintas de la medicina legal.

Comenzamos en EL HISTOPATÓLOGO “DE CABECERA”, con una interesante reflexión sobre la organización del estudio médico legal del cadáver, basándonos en una sencilla pregunta; ¿el estudio histopatológico tras la autopsia debe de realizarse en el Instituto de Medicina Legal o debe de seguir como hasta ahora en el Instituto de Toxicología de referencia?

Hoy día, no se entendería un estudio completo del cadáver desde el punto de vista médico legal sin un examen histopatológico. Si esto es así, tal y como se ha concluido en el curso recientemente desarrollado en Salamanca, en concreto el “II Curso de Histopatología Forense” durante los días 17 al 20 de Junio, dirigido por el Dr. Blanco Pampín, Jefe del Servicio de Patología Forense del Instituto de Medicina Legal de Galicia y el Dr. Salguero Villadiego, Jefe del servicio de Histopatología Forense del Instituto de Toxicología y Ciencias Forenses de Sevilla y coordinado por la Dra. Sonsóles Castro, Jefa del Servicio de Patología Forense del Instituto de Medicina Legal de Palencia, Salamanca y Valladolid; ¿Por qué se sigue separando el examen macroscópico realizado en los Institutos de Medicina Legal, del histopatológico que se realiza en los distintos departamentos del Instituto Nacional de Toxicología? Si aquellos casos de muerte aparentemente natural se estudiasen a nivel local en cada IML, evidentemente se podría desbloquear el “atasco” de los laboratorios del Instituto Nacional de Toxicología en casos de muertes violentas con trascendencia judicial en general y criminalística en particular. Nuevamente nos encontramos con el escollo de la voluntad institucional. ¿llegará el día que se tome en consideración la opinión de los verdaderos expertos a la hora de organizar la investigación médico forense?. Ojalá.

EVALUACIÓN DE LA RESPONSABILIDAD MÉDICA, supuso un golpe de timón en la temática de los artículos, pues pasábamos de la patología forenses al campo del estudio de la malpraxis médica. Este tipo de estudios, son uno de los mas desconocidos por parte de la población general de los que recaen sobre los médicos forenses. Afortunadamente, en ayuda de la peritación médica en esta espinosa temática, surge una guía elaborada por la Academia Internacional de Medicina Legal sobre metodología y criterios de evaluación en casos de mala praxis médica. Las “European Guidelines on Methods of Ascertaiment and Criteria of Evaluation of the Malpractice and Medical Liability”, son el resultado de la reunión en Roma de los representantes del tema en los distintos países de la Unión Europea. Se han hecho valoraciones comparativas desde el punto de vista jurídico y médico y grupos de trabajo para discusión de los datos obtenidos y elaboración de la guía final.

El gran avance de esta iniciativa consiste en la armonización en todo el territorio de la unión europea de las valoraciones e indemnizaciones en caso de malpraxis médica, pues se ha hecho notar en la reunión de expertos que ante el mismo daño producido, había significativas diferencias de diagnóstico y resolución del problema en los distintos países miembros e incluso dentro de un mismo país, se apreciaron distintas valoraciones según la provincia donde se afrontase el problema. Es posible que la elaboración de este tipo de guías, reste “frescura” a la aplicación de la medicina en la resolución de los problemas médicos que plantea el Derecho, pero seguro que aporta una mayor equidad y objetividad al perito médico que ha de valorar este tipo de casos.

Sobre psiquiatría en esta ocasión, versó el tercer y último artículo de esta semana que hoy damos por concluida en lo que a publicaciones se refiere. SINDROME SEROTONINÉRGICO, ¿DEMASIADOS ANTIDEPRESIVOS?, es una expresión de la preocupación que está produciendo a muchos profesionales médicos ante el enorme aumento en el consumo de fármacos inhibidores de la recaptación de la serotonina (ISRS) en cuadros con trastornos del estado de ánimo en los que se antepone el posible bienestar a obtener ante cuadros de tristeza, a veces secundarios a alguna circunstancia identificable y transitoria, a las seria semiología asociada al síndrome serotoninérgico. Son precisamente los médicos de atención primaria, aquellos en los que se ha dado un mayor incremento en la prescripción de este tipo de fármacos, por los que pensamos que son estos profesionales los que en primer lugar deben reflexionar sobre el uso de los ISRS en base a una mayor discriminación de auténticos casos de depresión frente a la demanda indiscriminada de los pacientes que ante el lógico desconocimiento sobre los posibles efectos adversos, creen que estas autenticas “píldoras de la felicidad” son la solución fácil a sus problemas. Como todo en la medicina, los ISRS son un instrumento que aplicado en su justa medida y ocasión se constituye como una poderosa herramienta contra el cuadro frente al que fueron creadas, pero que mal usados pueden llegar a dar lugar a desastrosas consecuencias que en algunos casos estudiados han llegado a ser fatales.

Esto fue todo lo que la semana nos trajo. Les esperamos la semana que viene.

Eduardo Ramos About Eduardo Ramos
Eduardo Ramos Campoy. Mente amplia e inquieta, de curiosidad insaciable. Ejerciendo en la actualidad como Médico Forense en el Instituto de Medicina Legal de Málaga. Máster en Ciencias Forenses y Derecho Sanitario. Especialista Universitario en Psiquiatría Forense.

Share Button

2 comentarios de “Ampliando

  1. Pingback: Ampliando/ amplia-mente.com | amplia-mente | am...

  2. Pingback: Ampliando/ amplia-mente.com | amplia-mente | PA...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *