Polimedicación en el anciano

Share Button
Polimedicación en el anciano

Polimedicación en el anciano

En el estado actual en el que se encuentra la medicina, se establece casi como obligatorio el medicar todo aquel problema o síntoma que un paciente presenta, sin preguntarnos los médicos si puede estar relacionado con otro cuadro patológico ya existente y por tanto ya tratado, esto lleva al cada vez más frecuente fenómeno de la polimedicación, sobre todo entre nuestros ancianos.

Polypharmacy in the elderly.

In the current state that is medicine, is set almost mandatory medicate anyone problem or symptoms a patient presents without asking the doctors if it can be linked to an existing pathological condition and therefore already discussed, this leads to increasingly frequent phenomenon of polypharmacy, especially among our seniors.

No es la primera vez que hablamos de la administración indiscriminada de medicamentos a los mayores, así en amplia-mente.com hemos tocado el tema de los “Antinflamatorios no esteroides en ancianos, ¿uso o abuso?” donde destacábamos las posibles complicaciones asociadas al excesivo consumo de estas sustancias como una gastropatía con hemorragias digestivas, nefrotoxicidad, hipertensión arterial, hepatotoxicidad y agravación de cuadros patológicos cardiovasculares. Además alertabamos a los médicos generales que tratan a los ancianos para que tengan en cuenta todos estos efectos adversos e interacciones de los antiinflamatorios en sus pacientes y los administren con todas las precauciones necesarias.

It is not the first time we talked about the indiscriminate use of medicines in the elderly, and in amplia-mente.com we have touched on the “Nonsteroidal anti-inflammatory in the elderly, use or abuse?” where we highlighted possible complications associated with excessive consumption of these substances as a gastropathy gastrointestinal bleeding, nephrotoxicity, hypertension, hepatotoxicity and aggravation of cardiovascular disease symptoms. Alertábamos addition to general practitioners who treat the elderly to take into account all these effects and interactions of anti-inflammatory in their patients and administer all necessary precautions.

Además en otra de nuestras entradas, “No durmamos a nuestros ancianos“, nos hacíamos eco de los resultados del Congreso Nacional de la SEMFYC celebrado en Gran Canaria y en el que señalaba que uno de cada seis mayores de sesenta y cinco años toma ansiolíticos, de los cuales un 90,5% son benzodiacepinas. Problemas asociados como mayor deterioro cognitivo o caídas, así como alteraciones derivadas de la dependencia por uso prolongado de estos principios activos, son los principales escollos que se están encontrando los médicos de familia en el seguimiento de los mayores de 65 años entre los que los ansioliticos se encuentran en su arsenal diario de prescripciones.

In another of our posts, “Let us not sleep our seniors” we echoed the results of the National Congress of SEMFYC held in Gran Canaria and in stating that one in six over sixty-five years taking anxiolytics, of which 90.5% are benzodiazepines. Associated problems such as greater cognitive impairment and falls, as well as changes arising from dependence on prolonged use of these active ingredients are the main pitfalls are finding family physicians in monitoring over 65 years among the anxiolytic are in your daily arsenal of prescriptions.

Hoy traemos a nuestro blog un artículo presentado por la Sociedad Italiana de Medicina Interna, a través del grupo de Registro de Polimedicación de dicha Sociedad (REPOSI). En el artículo”Multimorbidity and polypharmacy in the elderly: lessons from REPOSI“, nos alertan de como los estudios de eficacia y biodisponibilidad de los ensayos clínicos de cualquier fármaco se realizan a partir de la administración de estas sustancias a sujetos con una única patología, muchos más jóvenes y en un entorno clínico perfectamente controlado. Sin embargo esta no es la tónica habitual de administración de un medicamento. El REPOSI ha realizado el seguimiento a medicamentos en condiciones de la vida real, es decir, aplicados en el contexto de un paciente mayores, con pluripatología y polimedicados. Han realizado un seguimiento durante los años 2008 al 2012, de personas de edad avanzada ingresadas ​​por patologías agudas en salas de urgencias o ingresados en geriátricos en Italia. Los principales objetivos del registro fueron evaluar la idoneidad de medicamentos recetados, la relación entre pluripatología/polifarmacia y se relacionaron estos resultados con los datos de mortalidad hospitalaria y re-hospitalización, así como la identificación de los grupos de enfermedades que con mayor frecuencia se producen de forma concomitante entre los ancianos.

Los resultados publicados inducen a la necesidad de la gestión de múltiples medicamentos, la necesidad de familiarizarse con las herramientas multidimensionales geriátricos, la promoción y la aplicación de un enfoque de equipo multidisciplinario para la salud del paciente y la atención y la participación correspondiente de los pacientes y sus familiares y cuidadores. También hay una necesidad de más investigación, adaptados a las características peculiares del paciente anciano multimórbido.

Today we bring to our blog an article submitted by the Italian Society of Internal Medicine, through the group Polymedication Registration of such Society (REPOSI). In “Multimorbidity and polypharmacy in the elderly: lessons from REPOSI” alert us as efficacy and bioavailability studies for clinical trials of any drug is made ​​from the administration of these substances to patients with a single disease, many younger and in a perfectly controlled clinical setting. However this is not the standard pattern of administration of a drug. The REPOSI has monitored drug in real life conditions, ie applied in the context of older patients with comorbidity and polypharmacy. They track performed during the years 2008 to 2012, older people admitted for acute diseases in emergency departments or admitted to nursing homes in Italy. The main objectives were to evaluate the suitability record of prescription drugs, the relationship between comorbidity/polypharmacy and these results were related to the data of hospital mortality and re-hospitalization, and the identification of groups of diseases that occur more frequently concomitantly among the elderly.

The published results lead to the need for managing multiple medications, the need to become familiar with the tools multidimensional geriatric, promotion and implementation of a multidisciplinary team approach to patient health care and the appropriate involvement of patients and their families and caregivers. There is also a need for more research, adapted to the peculiar characteristics of multimorbid elderly patient.

Además de todo lo anterior y en relación al segundo de los post relatados en nuestro blog amplia-mente.com, nos hacemos eco del artículo que publica The British Medical Journal, en el que un grupo de investigadores canadienses han realizado un estudio casos-controles en el que se establece una relación directa entre aquellos ancianos que toman benzodiacepinas con el desarrollo de la Enfermedad de Alzheimer. El artículo “Benzodiazepine use and risk of Alzheimer’s disease: case-control study“, concluye que el empleo de las benzodiacepinas se asocia con un mayor riesgo de enfermedad de Alzheimer. La asociación más fuerte se ha observado en exposiciones largas, que refuerza la sospecha de una posible asociación directa, incluso si el uso de benzodiazepina también podría ser un marcador temprano de una condición asociada con un mayor riesgo de demencia. El uso a largo plazo de estos fármacos debe ser considerado injustificados en estos pacientes.

In addition to the above and in relation to the second of the reported post to our amplia-mente.com blog, we echo the article published in The British Medical Journal, in which a group of Canadian researchers conducted a case-control study in which a direct correlation between those elderly taking benzodiazepines with the development of Alzheimer’s disease is established. The article “Benzodiazepine use and risk of Alzheimer’s disease: case-control study” concludes that the use of benzodiazepines is associated with an increased risk of Alzheimer’s disease. The strongest association was observed in long exposures, which reinforces the suspicion of a possible direct association, even if benzodiazepine use could also be an early marker of a condition associated with an increased risk of dementia. The long-term use of these drugs should be considered unjustified in these patients.

So back to the attention of general practitioners, internists or geriatricians to consider each patient as unique, and to be to get alerted to the comorbidity of each and various medications can be using each of them to establish the relationships between them and the new ones will be added. We will continue alert.

Por tanto volvemos a llamar la atención de los médicos de familia, a los internistas o a los geriatras, a que consideren a cada paciente como único, y a los que deberán de quedar alertados de la pluripatología de cada uno de ellos y los distintos medicamentos que puedan estar utilizando cada uno de ellos para poder establecer las interrelaciones entre ellos y con los nuevos que se van a añadir. Seguiremos alerta.

Sebastián Díaz About Sebastián Díaz
Dr. Sebastián Díaz Ruiz, soy Medico Forense en el Instituto de Medicina Legal de Málaga. Me apasiona la Patología Forense. Experto Universitario en Metodología de Investigación en Drogodependencias. Miembro de la Sociedad Española de Patología Forense y de la Asociación de Médicos Forenses de Andalucia. Autor del libro “Manual de Tanatopraxia y Tanatoestética”. Pero ante todo, mi principal inquietud es la investigación y aprender cada día algo nuevo.

Share Button

2 comentarios de “Polimedicación en el anciano

  1. Pingback: ¿Cantidad, ¿calidad? | amplia-mente

  2. Pingback: Casi nada es gratisamplia-mente | amplia-mente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *