Contención física y farmacológica en ancianos

Share Button
Anciano en centro residencial

Anciano en centro residencial

En una sociedad como la actual, en un país desarrollado y en pleno siglo XXI, se hace difícil comprender qué nos puede llevar a seguir conteniendo a las personas durante su estancia en centros hospitalarios o en centros para mayores.

Physical and pharmacological restraint in elderly people.

In a society like today, in a developed country and in the XXI century, it is difficult to understand what can we carry still restraint people during their stay in hospitals or senior centers.

La Organización Mundial de la Salud, la OMS, definió las contenciones como un «método extraordinario con finalidad terapéutica, que según todas las declaraciones sobre los derechos humanos referentes a psiquiatría, sólo resultarán tolerables ante aquellas situaciones de emergencia que comporten una amenaza urgente o inmediata para la vida y/o integridad física del propio paciente o de terceros, y que no puedan conjurarse por otros medios terapéuticos». A pesar de todas estas limitaciones recogidas en la definición de la OMS, en España, en el año 2011, el 25% de las personas mayores que vivían en residencias llevaba alguna sujeción restrictiva que les impedía moverse. Llegándose a utilizar en algunos centros residenciales en más del 50% de los internos.

The World Health Organization, WHO, defined contentions as an “extraordinary method for therapeutic purposes, which by all declarations on human rights concerning psychiatry, only become tolerable to those emergencies conduct an urgent or immediate threat life and/or limb of the patient himself or others, and they can not be averted by other therapeutic means”. Despite all these limitations contained in the definition of the WHO, in Spain, in 2011, 25% of older people living in nursing wearing any restraint that prevented them from moving. Getting itself to use in some residential centers in more than 50% of internals.

En muchos casos se utilizan estos medios de contención sin el conocimiento del enfermo o el consentimiento de sus representantes. Estos medios se utilizan, en la mayoría de los casos, con fines organizativos del centro (para cumplir los horarios, para utilizar menos personal en el cuidado de los ancianos, para tener controlados a los ancianos y estos no estén dispersos por el centro) y además se utilizan de forma indefinida.

In many cases these methods of restraint are used without the knowledge of the patient or the consent of their representatives. These methods are used, in most cases, for organizational purposes the center (to meet schedules, to use less staff in caring for the elderly, to have controlled the elderly and these are not dispersed by the center) and also used indefinitely.

Estas sujeciones constituyen un tema conflictivo en la asistencia geriátrica por sus implicaciones morales, éticas, sociales y jurídicas, pese a ello no existe una legislación unificada en nuestro país. Además expertos en la atención gerontológica, cada vez discuten más sobre si es más o menos eficaz el uso de este tipo de técnicas de sujeción, ya que no solo, no previenen las caídas ni sus consecuencias sino que además pueden aumentarlas provocando lesiones graves (como lesiones de plexos braquiales, isquemia de miembros superiores), incluso mortales (generalmente por asfixia restrictiva o muertes súbitas durante un cuadro de agitación).

These restraints are a contentious issue in geriatric care for their moral, ethical, social and legal implications, nevertheless there is no unified law in our country. Also experts in gerontology, increasingly discussed whether it is more or less effective use of this type of fastening techniques, as not only not prevent falls and their consequences but also can enlarge causing serious injury (as brachial plexus injuries, upper limb ischemia), even fatal (usually by restrictive choking or sudden deaths during an agitation).

Pero además de las contención física, destacamos la utilización de sustancias farmacológicas para mantener a un sujeto inmovilizado, no existiendo una base de evidencia científica ni de investigaciones clínicas que demuestren que estos medios no presentan complicaciones a largo plazo por su utilización, ya que se pueden plantear interacciones o potenciación de efectos con otros fármacos incluidos en el tratamiento habitual de los ancianos.

Además de todo esto, ya hemos hablado en algún otro post de nuestro blog, amplia-mente.com, como en “No durmamos a nuestros ancianos“, de la posibilidad de aumentar o agravar el deterioro cognitivo de los ancianos asociados al tratamiento con ansiolíticos o hipnóticos de forma descontrolada.

But besides the physical restraints, we highlight the use of pharmacological substances to keep an immobilized subject, there exists a basis of scientific evidence and clinical research demonstrating that these means uncomplicated long-term use because they can be raise or enhancement effects interactions with other drugs included in the routine treatment of the elderly.

Besides all this, we have already discussed in another post on our blog, amplia-mente.com, as in “Let us not sleep our seniors,” the ability to increase or exacerbate cognitive impairment in the elderly associated with treatment with anxiolytics or hypnotics of control.

Traemos a nuestro blog este controvertido tema, aprovechando la publicación en la Revista Española de Geriatría y Gerontología en su número de Enero, del artículo “Sujeciones mecánicas y farmacológicas en servicios y centros geriátricos y gerontológicos” en el que la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología decide crear el Comité Interdisciplinar de Sujeciones constituido por miembros de algunos grupos de trabajos o comités de dicha Sociedad y por profesionales externos de grupos, entidades y asociaciones de expertos en sujeciones e integrar en él a los principales movimientos “antisujecciones”. Con motivo de la creación de este comité se elabora un Documento de Consenso sobre sujeciones mecánicas y farmacológicas, que debería de seguir como guía de buenas prácticas para los profesionales que trabajan en este campo.

We bring to our blog this controversial issue, taking advantage of the publication in the Revista Española de Geriatría y Gerontología in its January issue, the article “Physical and pharmacological resfriantes in geriatric and gerontological services and centers” where the Spanish Society of Geriatrics and Gerontology decides to create the Interdisciplinary Committee on Restraint consisting of members of some working groups or committees of the Company and external professional groups, organizations and associations restraint experts and integrate it to the main movements “anti-restraint”. On the occasion of the establishment of this Committee a Consensus Document on mechanical and pharmacological restraints, which should follow as a guide to good practice for professionals working in this field is made.

Para este grupo de trabajo, el uso de sujeciones mecánicas o farmacológicas debe de ser excepcional y solo se justifica su uso en la aplicación de terapias esenciales para su subsistencia y que sean rechazadas por el paciente. También se considera autorizado su uso en casos de agitación, irritabilidad, agresividad, intentos autolíticos o en inmovilizaciones tras una fractura, en las que se agotan otros recursos terapéuticos y ambientales y siempre que se garantice que no suponen un riesgo vital para el anciano.

For this task force, the use of mechanical or pharmacological restraints must be exceptional and only use in the application of essential therapies for their livelihood and they are rejected by the patient is warranted. Also considered approved for use in cases of agitation, irritability, aggression, suicide attempts or assets after fracture, in which other therapeutic and environmental resources are depleted and which ensure that pose no risk to life for the elderly.

El dispositivo utilizado debe de ser homologado y se utilizarán siempre durante el tiempo estrictamente necesario y siempre siguiendo un plan de cuidados y supervisión complementario y extraordinario, con mayor control del paciente de lo habitual.

The device used must be approved and is always used when strictly necessary and always following a plan of care and complementary and extraordinary supervision, patient monitoring more than usual.

Al ser una privación de libertad del sujeto, si este está capacitado, se deberá de solicitar el consentimiento informado del paciente y si este fuese incapaz de dar dicho consentimiento, se deberá de informar al Juez de forma inmediata para que este sea quien autorice o rechace esta medida, dentro del marco de los internamientos involuntarios, pidiendo informes previos al Médico Forense, quien debería de informar a Su Señoría sobre la necesidad de utilizar estos medios de contención y el tiempo necesario que habría que mantener dicha sujeción, para así garantizar los derechos del anciano inmovilizado.

As a deprivation of liberty of the subject, if it is trained, he must ask for the patient’s informed consent and if this were incapable of giving such consent must inform the Judge immediately so that this is who authorizes or rejects this measure within the framework of involuntary commitment, before asking to the Forensic Doctor who should inform the Judge on the need to use these methods of restraint and the time required would have to maintain this restriction, to guarantee the rights of the elderly immobilized.

Faced with this document, just hope it is applied and the use of indiscriminate means of containment and physical or pharmacological in residential care homes fixation decreases. We will continue alert.

Ante este documento, solo esperamos que sea aplicado y se disminuya la utilización de forma indiscriminada de los medios de contención y fijación física o farmacológicas en los centros residenciales de mayores. Seguiremos atentos.

Sebastián Díaz About Sebastián Díaz
Dr. Sebastián Díaz Ruiz, soy Medico Forense en el Instituto de Medicina Legal de Málaga. Me apasiona la Patología Forense. Experto Universitario en Metodología de Investigación en Drogodependencias. Miembro de la Sociedad Española de Patología Forense y de la Asociación de Médicos Forenses de Andalucia. Autor del libro “Manual de Tanatopraxia y Tanatoestética”. Pero ante todo, mi principal inquietud es la investigación y aprender cada día algo nuevo.

Share Button

Un comentario de “Contención física y farmacológica en ancianos

  1. Pingback: Contención física y farmacol&oacu...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *