“El Simulacro”

Share Button
Autores de amplia-mente.com junto a parte de los integrantes de los equipos IVD actuantes

Autores de amplia-mente.com junto a parte de los integrantes de los equipos IVD actuantes

Hoy les traemos un artículo algo distinto a los habituales en nuestro blog.

Normalmente, solemos comentar o transmitir noticias o publicaciones de índole médica o medico legal pasadas por el filtro de la curiosidad, la crítica o, por que no decirlo, la admiración de dos médicos forenses que ejercen su profesión a pie de calle, viviendo la realidad de la medicina forense en los juzgados a los que cualquier ciudadano acude cuando tiene algún problema de carácter judicial que resolver.

Hoy, como les decía, estimados lectores, les vamos a relatar algo mas periodística que científicamente un hecho vivido por ambos autores amplia-mente.com. Hablaremos hoy de “El simulacro”.

El pasado 8 de junio (hace dos días según se escriben estas lineas), se realizó un ejercicio de entrenamiento en el que se recrearon las circunstancias posteriores a un amerizaje de emergencia de una aeronave de pasajeros en aguas cercanas a la costa malagueña ente puerto y aeropuerto de la capital de la Costal del Sol.

El macro simulacro fue diseñado para implicar el máximo posible de los posibles efectivos intervinientes en una situación real, de modo que al tener el hipotético impacto de la nave en el mar, no solo participaron los profesionales habituales en catástrofes aéreas acaecidas en las cercanías de un aeropuerto o en cualquier lugar de tierra firme, sino también todos los que normalmente se movilizan en adversidades navales.

La organización corrió a cargo, conjuntamente, de Junta de Andalucía y Gobierno Central a través de Delegación y Subdelegación del Gobierno respectivamente. Ayuntamiento de Málaga y autoridades portuaria y aeroportuaria, tuvieron con este diseño que poner a prueba sus respectivos planes de emergencias para este tipo de casos.

Es preciso comentar el cariño, tesón, esmero y trabajo que hace meses se viene aportando por los miembros organizadores del macroevento y que por no tener la descortesía de poder olvidar a alguno de los participantes, preferimos no enumerarían sido muchos, créanme. Todas las cabezas visibles de cada una de las entidades intervinientes han quedado magníficamente reflejadas en las múltiples noticias al respecto en prensa local, nacional e internacional, pues el ejercicio fue supervisado por numerosos observadores internacionales en el marco de la Conferencia Europea de Aviación Civil (CEAC), en las Jornadas Europeas de Aviación Civil ‘Workshop on assistance to victims and families of victims of air accidents’, que se desarrollan en Málaga del 8 al 10 de junio.

Nosotros queremos agradecer y hacer notar, especialmente la labor de todos aquellos miembros “rasos”, de esos organismos reflejados en las noticias, pero que nunca salen en las mismas y que trabajaron “a pie de accidente”, pues meritoria fue la labor realizada, tanto desde el máximo responsable de cada área hasta la del último miembro de sus respectivas organizaciones.

Como ya hemos escrito anteriormente en Simulacros, ¿improvisación o adaptación?, Vuelo 4U9525 o mas recientemente en EgyptAir MS804, resulta de aplicación el protocolo de actuación médico-forense y de Policía Científica en sucesos con víctimas múltiples aprobado en le Real Decreto 32/2009, de 16 de enero; por lo que se dio la circunstancia de que ambos autores de amplia-mente.com coincidieron en el entrenamiento planteado en el simulacro.

Lo cierto, que que al margen del agradecimiento general ya expresado, no podemos más que reiterar la gratitud y reconocimiento al equipo humano con el que trabajamos durante esa jornada, tanto en la fases preliminares al tratamiento de cadáveres y restos humanos (lo que en el lenguaje judicial solemos nombrar como levantamiento de cadáver), como en la fase de obtención de datos “ante mortem” en el área de asistencia a familiares.

A pesar de que el presente simulacro es el primero de la magnitud que ha tenido el que les estamos describiendo, en la provincia de Málaga ya se han realizado otros de menor entidad y con menos efectivos movilizados. Lo que sí es constante es la presencia de equipos de identificación de víctimas en grandes catástrofes formados por Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (o autonómicas, si es el caso) y efectivos del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses que tenga la competencia territorial en la zona.

Y hacemos este comentario, porque aún habiendo realizado ya unos cuantos de estos ejercicios, quien hoy les escribe no puede dejar de sorprenderse, alegrarse y admirar la profesionalidad y buen hacer de tan satisfactorios compañeros de equipo. Es muy, muy bien gratificante el grado de comunión profesional que se llega a vivir con estos profesionales cuando se comprueba que en ocasiones una simple mirada sirve para comunicar a esa persona que tienes a tu lado sobre tal o cual necesidad que te acaba de surgir.

Ojalá, los autores del blog, nunca, nunca, tengan que poner en práctica los conocimientos y habilidades adquiridas en este tipo de entrenamientos, pero de lo que no tenemos dudas es que llegado el caso, tenemos el convencimiento de que tenemos unos compañeros y profesionales al lado que garantizarán el mayor éxito posible en la misión que la Ley y la Sociedad nos encomienda en esos luctuosos momentos.

Muchas gracias por todo, chic@s.

Como podrán comprobar, el artículo de hoy, está cargado de sentimientos en determinados párrafos y por ello les confieso que sería imposible su traduccíon al inglés sin perder parte de ese agradecimiento y admiración que quiero transmitir, por lo que el artículo de hoy, no se traducirá.

Tengan un buen fin de semana.

Eduardo Ramos About Eduardo Ramos
Eduardo Ramos Campoy. Mente amplia e inquieta, de curiosidad insaciable. Ejerciendo en la actualidad como Médico Forense en el Instituto de Medicina Legal de Málaga. Máster en Ciencias Forenses y Derecho Sanitario. Especialista Universitario en Psiquiatría Forense.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *