Ampliando el verano IX: Data de la muerte: líquido cefalorraquídeo vs humor vítreo

Share Button
Bergen al anochecer

Bergen al anochecer

En la entrada de hoy rescatamos un artículo de los que consideramos técnicos y prácticos en la tarea diaria del médico forense. En concreto nos hacíamos eco de la comparativa del líquido cefalorraquídeo y del humor vítreo a la hora de la tan difícil determinación de la data de la muerte. Recordémoslo.

La determinación de la data de la muerte es un tema que nos interesa bastante y además es un asunto muy controvertido, dado que no siempre son fiables los métodos utilizados para su determinación, por eso, cada vez que encontramos un artículo científico referido a esta lo traemos a nuestro blog.

Postmorten interval: cerebrospinal fluid vs vitreous humor

Determining the postmorten interval is a subject that interests us enough and it is a very controversial issue, since they are not always reliable methods used for their determination, so, whenever we find a scientific article on this at we bring to our blog.

Hace un año hablábamos en esta misma página de la determinación de la data de la muerte en base al estudio del líquido sinovial en el artículo titulado “Data de la muerte“, en el que, aunque las conclusiones de este estudio eran alentadoras y podían tener ventajas sobre otros métodos a menudo en el uso, esta prueba debía ser considerada aún en fase de investigación. No habiéndose conseguido establecer que efecto tienen las diferentes condiciones climáticas y ambientales sobre la bioquímica postmortem de diversos fluidos corporales. Además, el cambio en la concentración de potasio y de sodio en el líquido sinovial tiene un 71% de previsibilidad del momento de la muerte hasta 72 h después de la muerte, pero más allá de este momento los cambios eran erráticos y no seguían una linealidad con el intervalo postmorten.

A year ago we spoke on this page to determine the time of death based on the study of synovial fluid in the article entitled “Time of death“, in which, although the conclusions of this study were encouraging and could have advantages over other methods often use, this test should be still considered investigational. Not having managed to establish what effect the different climatic and environmental conditions on the biochemical postmortem of various body fluids. In addition, the change in the concentration of potassium and sodium in synovial fluid has a 71% predictability of the time of death until 72 hours after death, but beyond this time the changes were erratic and did not follow a linear the postmortem interval.

Hoy traemos a la palestra un nuevo artículo sobre la determinación bioquímica de distintos elementos utilizados en el estudio de la data de la muerte, pero en este caso en el líquido cefalorraquídeo (LCR). En concreto, en la revista Journal of Forensic and Legal Medicine, se ha publicado un artículo titulado “Estimation of post-mortem interval: A comparison between cerebrospinal fluid and vitreous humour chemistry“. En dicho artículo vemos como se intenta sustituir el humor vítreo por otro fluido corporal que no se haya visto muy degradado durante el periodo postmorten, al igual que se ha utilizado el líquido pericardio o el líquido sinovial, en concreto en este caso se utiliza el LCR mediante el análisis de determinados valores bioquímicos como el sodio, el potasio, calcio, glucosa, urea y creatinina.

Today we bring to the fore a new article on the biochemical determination of various elements used in the study of the time of death, but in this case in the cerebrospinal fluid (CSF). Specifically, in the Journal of Forensic and Legal Medicine, it has published an article entitled “Estimation of postmortem interval: A comparison Between cerebrospinal fluid and vitreous humor chemistry“. In this article we see as attempts to replace the vitreous by another body fluid that has not been seen very degraded during the postmortem, as has been used liquid pericardium or synovial fluid, specifically in this case the LCR is used by analyzing certain biochemical values such as sodium, potassium, calcium, glucose, urea and creatinine.

Sin embargo en el presente estudio no se observaron diferencias estadísticamente significativas entre hombres y mujeres en el humor vítreo y LCR en las concentraciones de potasio, glucosa, urea,creatinina, sodio o calcio. Sin embargo si se apreció una relación estadísticamente significativa entre el periodo postmorten y los niveles de potasio, glucosa y sodio en ambos fluidos. Por tanto ante la igualdad de modificación de niveles de potasio en ambos fluidos biológicos, es más fácil y está ya estandarizado la extracción del humor vítreo frente al LCR, siendo el potasio el mejor factor bioquímico para determinar el intervalo postmorten, no mejorando nada el estudio del LCR frente al humor vítreo.

However in this study, no statistically significant differences between men and women in the vitreous humor and CSF concentrations of potassium, glucose, urea, creatinine, sodium or calcium were observed. However if a statistically significant relationship between the postmortem period and potassium, glucose and sodium in both fluids was seen. Therefore at equal modification levels of potassium in both biological fluids, it is easier and is already standardized extraction of vitreous humor in front of the LCR, with potassium the best biochemical factor to determine the range postmortem, not getting any better study CSF against the vitreous humor.

As we see we continue where we were, determining the time of death does not change. The study of vitreous humor is still the best method, always within the period of 72 post mortem, and that from here is of no determination of potassium in the vitreous humor. We will continue alert to the new research.

Como vemos seguimos donde estábamos, la determinación de la data de la muerte, no cambia. El estudio del humor vítreo sigue siendo el mejor método, siempre dentro del periodo de las primeras 72 postmorten, ya que a partir de aquí no sirve de nada la determinación de potasio en el humor vítreo. Seguiremos atentos a las nuevas investigaciones.

Sebastián Díaz About Sebastián Díaz
Dr. Sebastián Díaz Ruiz, soy Medico Forense en el Instituto de Medicina Legal de Málaga. Me apasiona la Patología Forense. Experto Universitario en Metodología de Investigación en Drogodependencias. Miembro de la Sociedad Española de Patología Forense y de la Asociación de Médicos Forenses de Andalucia. Autor del libro “Manual de Tanatopraxia y Tanatoestética”. Pero ante todo, mi principal inquietud es la investigación y aprender cada día algo nuevo.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *