Cigarrillos electrónicos: nuevos usos

Share Button
Chica haciendo vaping, no sabemos de qué.

Chica haciendo vaping, no sabemos de qué.

No podía ser de otra manera, en la reentré tras el verano, empezamos la temporada con un nuevo artículo sobre drogas de abuso. En concreto vamos a ver los nuevos usos que se les ha dado al cigarrillo electrónico en este ámbito de los estupefacientes.

E-Cigarettes: new forms of use

It could not be otherwise, in the re-enter after the summer, started the season with a new article on drug abuse. Specifically we will see new uses that have been given to the electronic cigarette in the field of drugs.

En nuestro blog amplia-mente.com ya hemos abordado el uso de los cigarrillos electrónicos con anterioridad, en el artículo ¿Cigarrillo electrónico para dejar de fumar? nos planteábamos la duda de si realmente este nuevo instrumento cumplía con el objetivo con el que inicialmente se había lanzado al mercado, que no era otro que el de llevar a cabo la deshabituación de los consumidores de tabaco, mediante la utilización de soluciones con menores dosis de nicotina hasta abandonar su consumo. Sin embargo alertábamos que este no había sido el uso que se le había dado, si no que se empezó a utilizar para poder fumar en lugares públicos donde no se podía fumar el cigarrillo tradicional.

In our blog amplia-mente.com we have addressed the use of electronic cigarettes previously in the article “Electronic Cigarette for quitting? we asked ourselves the question of whether really this new instrument met the goal that was initially released, it was none other than to carry out the detoxification of consumers snuff, using solutions with lower doses nicotine to abandon their use. However we alert that this was not the use that had been given, but it was first used to smoking in public places where you could not smoke the traditional cigarette.

Desde hace tiempo, casi desde el momento del inicio de la comercialización de los cigarrillos electrónicos, se empezó a hablar de la posibilidad de utilizar estos como elementos de vaporización de determinadas drogas de abuso, es decir de darle otro uso distinto al que inicialmente estaba destinado. Se oyeron rumores de que los jóvenes vaporizaban en estos instrumentos sustancias estupefacientes como la metanfetaminas, algunas catinonas o anfetaminas que se vendían de forma “legal” en soluciones líquidas que se añadían al vaporizador, haciendo lo que se conoce como “vaping”. Y así salió publicado en varios medios de comunicación. Según los periodistas, esta moda habría aparecido en algunas zonas de Estados Unidos y se estaría extendiendo al resto del mundo. Según expertos policiales y forenses de este país, los chicos estarían consumiendo estas drogas incluso delante de sus propios padres, al desconocer estos la sustancia que va incluida en el cigarrillo electrónico. Incluso se habla en este artículo de la aparición de numerosos bolígrafos de vapear en redadas de drogas sintéticas.

For a long time, almost from the time of start of marketing of electronic cigarettes, began to discuss the possibility of using these as elements of vaporization of certain drugs of abuse, that is to give a different use for which it was originally intended . rumors that young people in these instruments vaporize narcotic substances such as methamphetamines, amphetamines some cathinones or sold in a “legal” in liquid solutions that were added to the vaporizer, causing what is known as “vaping” were heard. And that was published in various media. According to journalists, this trend would have appeared in some areas of the United States and would be extended to the rest of the world. According to police and forensic experts in this country, the boys would be consuming these drugs even in front of their parents, unaware of these the substance to be included in the electronic cigarette. There is even talk in this article the appearance of numerous pens vapear in raids of synthetic drugs.

Desde amplia-mente.com no le dimos mucha importancia a estas noticias, ya que pensábamos que podría tratarse de nuevos bulos de la prensa tratando de alarmar acerca de este nuevo elemento para crearle mala fama y que se abandonara su uso. Sin embargo, hemos descubierto que estábamos equivocados, y como es de sabios reconocerlo, presentamos hoy un nuevo artículo en el que se nos indica como se han puesto a la venta soluciones comerciales “específicamente diseñadas” para su consumo con el cigarrillo electrónico.

From amplia-mente.com we did not give much importance to this news, and we thought it might be hoaxes new press trying to alarm about this new element to create you a bad name and that its use was abandoned. However, we discovered that we were wrong, and as it is wise to recognize, present today a new article in which we indicated as have been put up for sale commercial solutions “specifically designed” for use with the electronic cigarette.

La revista digital Frontiers in Pharmacology, el pasado día 29 de Agosto nos traía una publicación en la que se alertaba del descubrimiento de dos formas de cannabidiol para su utilización en e-cigarrillos. El artículo titulado “Evaluation of Two Commercially Available Cannabidiol Formulations for Use in Electronic Cigarettes” parte de un grupo de investigación del Departamento de Ciencias Forenses, Patología, Toxicología y Farmacología de la Universidad de Virginia en Estados Unidos y en el se describen dos formulaciones líquidas para cigarrillos electrónicos disponibles comercialmente que contenían 3,3 mg/ml de CDB (Cannabidiol) como ingrediente activo. Estos productos no están regulados por la FDA en la fabricación o en el etiquetado de los productos y se encontró que contenían 6,5 y 7,6 mg / ml de CDB disueltos en glicerina vegetal o en propilenglicol y con una variedad de agentes aromatizantes. Así mismo describen como el etiquetado en cuando a contenido, el control de calidad de los fabricantes y la seguridad relativa de estos productos es incierto. Además se intenta comercializar como agente nociceptivo, antiemético, anticonvulsivante y con propiedades anti-psicóticas, propiedades de las que por supuesto carece el producto.

La empresa comercializadora es Cloud 9 Hemp y en su página web ofrecen un pack de 10 botellas con 10 ml cada una de ellas y con 10 sabores diferentes y cada bote contiene 25 mg de CBD, además vienen etiquetas con la reseña de que no está aprobado por la FDA, aunque es legal en los 50 estados de los Estados Unidos. Y todo ello por el módico precio de 40 $. Vaya, una ganga.

The digital journal Frontiers in Pharmacology, last August 29 brought us a publication in which it warned of the discovery of two forms of cannabidiol for use in e-cigarettes. The article titled “Evaluation of Two Commercially Available Cannabidiol Formulations for Use in Electronic Cigarettes” part of a research group of the Department of Forensic Sciences, Pathology, Toxicology and Pharmacology at the University of Virginia in the United States and two liquid formulations are described commercially available for electronic cigarettes containing 3.3 mg / ml CBD (cannabidiol) as active ingredient. These products are not regulated by the FDA in manufacturing or labeling of products and found to contain 6.5 and 7.6 mg / ml of CDB dissolved in vegetable glycerin or propylene glycol and a variety of flavoring agents. Also described as tagging when content, quality control of manufacturers and relative safety of these products is uncertain. Furthermore you try marketed as nociceptive agent, antiemetic, anticonvulsant and anti-psychotic properties, properties which of course lacks the product.

The trading company is Cloud 9 Hemp and on their website offer a pack of 10 bottles with 10 ml each with 10 different flavors and each jar contains 25 mg of CBD, also come labels with the review that is not approved FDA, although it is legal in all 50 states of the United States. And all for the modest price of $ 40. Well, a bargain.

Por tanto tenemos que reconocer que los cigarrillos electrónicos están siendo utilizados con nuevos fines, como puede ser el del consumo, ya sea discreto o no, de sustancias estupefacientes, más allá de la propia nicotina. Por tanto tendremos que ver si nuestros jóvenes están utilizándolos y para qué. Mientras tanto seguiremos atentos a las noticias.

Therefore we must recognize that electronic cigarettes are being used for new purposes, such as the consumption, whether discrete or not, narcotics, nicotine beyond itself. Therefore we will have to see if our young people are using them and why. Meanwhile we will continue to watch the news.

Sebastián Díaz About Sebastián Díaz
Dr. Sebastián Díaz Ruiz, soy Medico Forense en el Instituto de Medicina Legal de Málaga. Me apasiona la Patología Forense. Experto Universitario en Metodología de Investigación en Drogodependencias. Miembro de la Sociedad Española de Patología Forense y de la Asociación de Médicos Forenses de Andalucia. Autor del libro “Manual de Tanatopraxia y Tanatoestética”. Pero ante todo, mi principal inquietud es la investigación y aprender cada día algo nuevo.

Share Button

Un comentario de “Cigarrillos electrónicos: nuevos usos

  1. Pingback: El cánnabis emergente | amplia-mente.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *