Las toxicomanías no siempre empiezan en la calle

Share Button
Receta médica: punto de partida de algunas toxicomanías

Volvemos hoy a tratar en nuestro blog un tema de toxicología forense, en concreto como las toxicomanías, los abusos de las sustancias psicotrópicas, no siempre se inician en la calle, si no que en la actualidad, uno de los principles focos donde arranca este problema es la consulta del médico de atención primaria.

Drugs Addictions don´t start always on the street

We return today to discuss in our blog a topic of forensic toxicology, specifically as drug addictions, abuses of psychotropic substances, do not always start on the street, if not currently, one of the main focuses where this problem starts It is the primary care physician’s office.

Desde que se inició la crisis de los opiáceos en los EEUU se ha pensado que parte de la responsabilidad de la rápida extensión y del consumo masivo de estas sustancias era de los médicos de atención primaria que ante la masiva demanda de los usuarios de analgésicos, cada vez más potentes, se inclinaban por el uso de los opiáceos sintéticos como sustancias de primera elección. Hoy ha venido a confirmar esta hipótesis una publicación de la American Addiction Center  que dice que los medicamentos recetados son la segunda sustancia más frecuentemente usadas en el abuso de drogas en los Estados Unidos. Casi el 80 por ciento de los habitantes de EEUU han sufrido un trastorno por consumo de sustancias y aproximadamente 100 personas mueren a diario en los EE. UU relacionadas con el consumo de drogas, siendo los fármacos opiáceos la principal causa de sobredosis mortal, superando tanto a la heroína como a la cocaína, Las poblaciones más afectadas son los adultos jóvenes de entre 18 y 25 años y los adultos mayores de entre 57 y 85 años. Entre la población afectada, los hombres constituyen una mayor proporción que las mujeres.

Since the beginning of the opioid crisis in the USA, it has been thought that part of the responsibility for the rapid extension and massive consumption of these substances was that of primary care physicians, given the massive demand from analgesic users, each Once more powerful, they favored the use of synthetic opiates as substances of first choice. Today this hypothesis has come to confirm a publication of the American Addiction Center that says that prescription drugs are the second substance most frequently used in the abuse of drugs in the United States. Nearly 80 percent of US residents have suffered a substance use disorder and approximately 100 people die every day in the United States. UU related to drug use, opioid drugs being the main cause of fatal overdose, surpassing both heroin and cocaine. The most affected populations are young adults between 18 and 25 years and older adults between 57 and 85 years. Among the affected population, men constitute a greater proportion than women.

Por ejemplo, el estado de Nevada se clasifica entre los diez primeros estados por abuso de drogas y alcohol; ocupa el tercer lugar en el porcentaje de residentes que dependen de sustancias ilegales. El estado también es el segundo en el país en el uso no médico de la oxicodona. Las cifras recientes han demostrado que las ventas per cápita de oxicodona han aumentado un 366% en los últimos 10 años. Algunas víctimas de la epidemia de abuso de medicamentos recetados son adictas a múltiples sustancias y en 2015, los médicos de Nevada prescribieron 83 recetas de opioides por cada 100 personas (es decir un total de 2,4 millones de recetas). En ese mismo año, la tasa promedio de todo el país fue de 70 recetas de opiáceos por cada 100 personas. Nos le parece alarmante.

For example, the state of Nevada is ranked in the top ten states for drug and alcohol abuse; it ranks third in the percentage of residents who depend on illegal substances. The state is also the second in the country in the non-medical use of oxycodone. Recent figures have shown that per capita sales of oxycodone have increased 366% in the last 10 years. Some victims of the epidemic of prescription drug abuse are addicted to multiple substances and in 2015, doctors in Nevada prescribed 83 prescriptions of opioids for every 100 people (that is, a total of 2.4 million prescriptions). In that same year, the average rate for the entire country was 70 opiate prescriptions per 100 people. Do not you find it alarming?

Pero no nos quedamos aquí, ya que además de la excesiva prescripción de opiáceos, otras sustancias, aparentemente poco adictivas y usadas en el tratamiento de la epilepsia, como es la gabapentina, puede traer verdaderos quebraderos de cabeza. Ya en el año 2016, desde amplia-mente.com avisábamos del peligro de esta sustancia en el artículo titulado “¡Ojo con la Gabapentina!“.  Hoy vemos en estudios recientes, como se ha comprobado que el potencial de abuso de la gabapentina está bien documentado; la gabapentina se está utilizando como un agente muy buscado para la potenciación de los efectos de los opioides. Cuando se combina con opiáceos, el riesgo de depresión respiratoria y mortalidad aumenta de forma exponencial. En los Estados Unidos se aprobó la gabapentina como una sustancia farmacológica de venta libre y no controlada y  hasta el día de hoy, a pesar de la evidencia empírica que sugiere una desviación de su uso, sigue siendo una sustancia no controlada a nivel federal. Esto ha obligado a algunos estados significativamente afectados por la epidemia de opiáceos, a seguir adelante con iniciativas legislativas destinadas a reclasificar y/o supervisar el uso de la gabapentina. Desde el 1 de agosto de 2016, 14 de los 51 estados de EE. UU, han implementado mandatos legislativos que requieren programas de farmacovigilancia, reglas y regulaciones para el control de la prescripción, venta y uso de esta sustancia.

But we do not stay here, because in addition to the excessive prescription of opiates, other substances, apparently little addictive and used in the treatment of epilepsy, such as gabapentin, can bring real headaches. Already in 2016, from amplia-mente.com we warned of the danger of this substance in the article entitled “Watch out for Gabapentin!“. Today we see in recent studies, as it has been proven that the abuse potential of gabapentin is well documented; Gabapentin is being used as a highly sought agent to potentiate the effects of opioids. When combined with opioids, the risk of respiratory depression and mortality increases exponentially. In the United States, gabapentin was approved as an over-the-counter and non-controlled pharmacological substance and, to this day, despite the empirical evidence suggesting a deviation from its use, it remains an uncontrolled substance at the federal level. This has forced some states significantly affected by the opiate epidemic to move forward with legislative initiatives aimed at reclassifying and / or supervising the use of gabapentin. As of August 1, 2016, 14 of the 51 US states. UU, have implemented legislative mandates that require pharmacovigilance programs, rules and regulations to control the prescription, sale and use of this substance.

In Spain, this substance is used as an antiepileptic and neuropathic pain, being free to purchase with a medical prescription. That is to say, the GPs are again those who have in their hands the possibility of prescribing these substances or not. Therefore we see as in some occasions, increasingly, drug addictions do not start on the street, but can start in the consultation of our doctor, so we ask from this platform a little responsibility when prescribing drugs. We will continue alert.

En España, esta sustancia se utiliza como antiepiléptico y en dolores neuropáticos, siendo de libre compra con receta médica. Es decir, vuelven a ser los médicos de cabecera los que tienen en su mano la posibilidad de recetar o no estas sustancias. Por tanto vemos como en algunas ocasiones, cada vez más, las toxicomanías no empiezan en la calle, sino que pueden iniciarse en la consulta de nuestro médico de cabecera, por tanto pedimos desde esta plataforma un poco de responsabilidad a la hora de prescribir fármacos. Seguiremos atentos.

Sebastián Díaz About Sebastián Díaz
Dr. Sebastián Díaz Ruiz, soy Medico Forense en el Instituto de Medicina Legal de Málaga. Me apasiona la Patología Forense. Experto Universitario en Metodología de Investigación en Drogodependencias. Miembro de la Sociedad Española de Patología Forense y de la Asociación de Médicos Forenses de Andalucia. Autor del libro “Manual de Tanatopraxia y Tanatoestética”. Pero ante todo, mi principal inquietud es la investigación y aprender cada día algo nuevo.

Sebastián Díaz

Sebastián Díaz

Dr. Sebastián Díaz Ruiz, soy Medico Forense en el Instituto de Medicina Legal de Málaga. Me apasiona la Patología Forense. Experto Universitario en Metodología de Investigación en Drogodependencias. Miembro de la Sociedad Española de Patología Forense y de la Asociación de Médicos Forenses de Andalucia. Autor del libro “Manual de Tanatopraxia y Tanatoestética”. Pero ante todo, mi principal inquietud es la investigación y aprender cada día algo nuevo.

Un comentario sobre “Las toxicomanías no siempre empiezan en la calle

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *