Catinonas sintéticas: una realidad en nuestro país

Share Button
Envases con Nuevas sustancias psicotrópicas o Legal Highs

Hace semanas que no les hablo de las NPS o nuevas sustancias psicotrópicas. Y aunque hace más de 5 años que les vengo refiriendo la posibilidad de la introducción de estas sustancias en nuesto país para sustituir a las clásicas drogas de abuso, no parecía que esta aparición fuese tan inminente. Pues bien hoy les traigo un artículo que confirma lo contrario, en concreto la presencia real de catinonas sintéticas en nuestro país.

Synthetic cathinones: a reality in our country

We have not told you about NPS or new psychotropic substances for weeks. And although more than 5 years ago I have been referring to the possibility of the introduction of these substances in our country to replace the classic drugs of abuse, it did not seem that this appearance was so imminent. Well today I bring you an article that confirms the contrary, specifically the actual presence of synthetic cathinones in our country.

Según el último informe del Observatorio Europeo contra la Drogadicción y las Drogas de abuso (EMCDDA), las catinonas sintéticas han sido las segundas sustancias más incautadas en Europa en el año 2017, tras los cannabinoides sintéticos (el famoso Spice). En contreto las incautaciones de ambas sustancias supusieron casi el 80% del total, correspondiendo al 45% a los cannabinoides y el 33% de ellas fueron catinonas sintéticas. Sin embargo, estas últimas fueron en cantidades de alijos, las primeras sustancias incautadas. Dentro de estas destacaron el 4-CMC, el 4-CEC, el NEH, el 3-MMC y la mexedrona, sustituyendo a las más frecuentes del 2016 que fueron la alfa-PVP y la 4-metil-N,N-dimetilcatinona.

According to the latest report of the European Monitoring Center against Drugs and Drugs Addiction (EMCDDA), synthetic cathinones were the second most seized substances in Europe in 2017, after synthetic cannabinoids (the famous Spice). In contrast, the seizures of both substances accounted for almost 80% of the total, corresponding to 45% of the cannabinoids and 33% of them being synthetic cathinones. However, the latter were in quantities of caches, the first substances seized. Among these, 4-CMC, 4-CEC, NEH, 3-MMC and mexedrona stood out, replacing the most frequent ones of 2016 that were alpha-PVP and 4-methyl-N, N-dimethylcatinone.

Y, ¿por qué vengo a contarles esto hoy? Pues la entrada de hoy en nuestro blog surge a raíz de la constatación por parte del Instituto Nacional de Toxicología, de la presencia de estas sustancias en muestras biológicas analizadas en nuestro país. Estos datos los han publicado en un artículo en la revista Forensic Chemistry titulado “The risk of consuming “Bath Salts”. Exemplification through four forensic cases in Spain“, en el que los técnicos del Instituto no solo hacen referencia al aumento del consumo de estas si no que los documenta con cuatro casos prácticos que ocurrieron recientemente en España para discutir la importancia toxicológica y los mecanismos que explican los hechos legales de la lucha contra su comercialización.

And, why do I come to tell you this today? Well today’s entry in our blog arises as a result of the verification by the National Institute of Toxicology, of the presence of these substances in biological samples analyzed in our country. These data have been published in an article in the journal Forensic Chemistry entitled “The risk of consuming” Bath Salts. “Exemplification through four forensic cases in Spain“, in which the technicians of the Institute not only refer to the increase in consumption of these if not, it documents them with four practical cases that happened recently in Spain to discuss the toxicological importance and the mechanisms that explain the legal facts of the fight against its commercialization.

En todos los casos coinciden datos de intervención policial, en los que un sujeto ha sufrido una situación de euforia, irritabilidad, agitación, psicosis persecutoria o comportamiento irracional, incluso en uno de ellos acabó en suicidio.  En uno de ellos aparecieron síntomas cardiovasculares como palpitaciones y dolor torácico. En tres de ellos la sustancia detectada fue la alfa-pirrolidinovaleropenona (alfa-PVP) y también se detectaron metilona, 4-Metil-etil-catinona (4-MEC), además de las clásicas cocaína, anfetaminas o benzodiacepinas. Los autores concluyen que  llaman la atención sobre la grave toxicidad de estas sustancias, incluidas las anomalías de comportamiento inducidas por catinonas sintéticas de fácil acceso, que deben ser tomadas en consideración por las autoridades para ajustar la legislación a las circunstancias de la vida real.

In all cases police intervention data coincide, in which a subject has suffered a situation of euphoria, irritability, agitation, persecutory psychosis or irrational behavior, even in one of them ended in suicide. In one of them, cardiovascular symptoms such as palpitations and chest pain appeared. In three of them, the substance detected was alpha-pyrrolidinovaleropenone (alpha-PVP) and methylone, 4-Methyl-ethyl-cathinone (4-MEC) was also detected, in addition to the classic cocaine, amphetamines or benzodiazepines. The authors conclude that they call attention to the serious toxicity of these substances, including behavioral abnormalities induced by easily accessible synthetic cathinones, which must be taken into consideration by the authorities in order to adjust the legislation to real-life circumstances.

Precisely, for years from amplia-mente.com, we have been talking about this issue and these circumstances, but as always, until something serious has happened (the fatal intoxication of a child, a mass poisoning, or any similar tragedy) the health authorities of our country They will put the necessary measures to control their sale and distribution in our country. Meanwhile, and as Dr. Ramos said years ago, we will continue playing “cat and mouse”. We will continue alert. 

Precisamente, hace años que desde amplia-mente.com, venimos hablando de este tema y estas circunstancias, pero como siempre, hasta que no haya ocurrido algo grave (la intoxicación mortal de un menor, una intoxicación en masa, o cualquier tragedia similar) las autoridades sanitarias de nuestro país no pondrán las medidas necesarias para el control de su venta y distribución en nuestro país. Mientras tanto, y como dijo el Dr. Ramos hace años, seguiremos jugando “al gato y al ratón”. Seguiremos atentos.

Sebastián Díaz About Sebastián Díaz
Dr. Sebastián Díaz Ruiz, soy Medico Forense en el Instituto de Medicina Legal de Málaga. Me apasiona la Patología Forense. Experto Universitario en Metodología de Investigación en Drogodependencias. Miembro de la Sociedad Española de Patología Forense y de la Asociación de Médicos Forenses de Andalucia. Autor del libro “Manual de Tanatopraxia y Tanatoestética”. Pero ante todo, mi principal inquietud es la investigación y aprender cada día algo nuevo.

Sebastián Díaz

Sebastián Díaz

Dr. Sebastián Díaz Ruiz, soy Medico Forense en el Instituto de Medicina Legal de Málaga. Me apasiona la Patología Forense. Experto Universitario en Metodología de Investigación en Drogodependencias. Miembro de la Sociedad Española de Patología Forense y de la Asociación de Médicos Forenses de Andalucia. Autor del libro “Manual de Tanatopraxia y Tanatoestética”. Pero ante todo, mi principal inquietud es la investigación y aprender cada día algo nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *