¿Que hay de nuevo en el ChemSex?

Share Button
Bandera multicolor

No es la primera vez que en amplia-mente.com hablamos del ChemSex como práctica de riesgo de consumo de sustancias, ni de las uñas como matriz toxicológica ni tampoco del aumento del contagio del VIH. Hoy queremos unir todos estos conceptos en un mismo artículo.

What´s new in ChemSex?

It is not the first time that in amplia-mente.com we speak of ChemSex as a practice of risk of substance use, nor of nails as a toxicological matrix nor of the increase in HIV infection. Today we want to unite all these concepts in the same article.

En el año 2015 hablábamos desde esta tribuna de una práctica de riesgo en las relaciones sexuales, principalmente HSH, que era la combinación de la ingesta de varias sustancias de abuso para prolongar la duración de las relaciones sexuales entre varios indivíduos y conocida como «ChemSex«. En concreto las sustancias más utilizadas eran las catinonas sintéticas (sobre todo la mefedrona), el GHB y la metanfetamina. Algunas de estas sustancias podrían ser sustituidas o en ocasiones complementadas con drogas de las llamadas clásicas como el alcohol etílico, la cocaína o el MDMA. Todo ello con el fín de participar en «sex parties» y prolongar estas fiestas horas incluso días.

In 2015 we spoke from this tribune of a risky practice in sexual relations, mainly MSM, which was the combination of the ingestion of several substances of abuse to prolong the duration of sexual relations between several individuals and known as «ChemSex«. In particular, the most commonly used substances were synthetic catinones (especially mephedrone), GHB and methamphetamine. Some of these substances could be substituted or sometimes supplemented with so-called classic drugs such as ethyl alcohol, cocaine or MDMA. All this in order to participate in «sex parties» and prolong these holidays hours even days.

En concreto y según las estadísticas del último estudio publicado por la London School of Hygiene and tropical medicine, titulado “The ChemSex Study” que abarcaría las encuestas realizadas en la zona sur de Londres, en concreto en Lambeth, Southwark y Lewisham, las principales sustancias asociadas a las prácticas de Chen Sex son en concreto en el último año el alcohol etílico (97%), la Cocaína (56%), GHB/GBL (30%), Extasis (53%), Mefedrona (28%) y Metanfetamina (25%). Sin embargo si reducimos el periodo temporal a las 4 semanas previas a la encuesta dominan las sustancias clásicas descritas por todos los textos consultados, es decir, el GHB/GBL (10´5%), la Mefedrona (10´2%) y la Metanfetamina (4´9%). Estos datos hacen referencia a una encuesta llevada a cabo en 2014.

Specifically and according to the statistics of the latest study published by the London School of Hygiene and tropical medicine, entitled «The ChemSex Study» that would cover the surveys conducted in the south of London, specifically in Lambeth, Southwark and Lewisham, the main substances associated with the practices of Chen Sex are specifically in the last year ethyl alcohol (97%), Cocaine (56%), GHB/GBL (30%), Ecstasy (53%), Mephedrone (28%) and Methamphetamine (25%). However, if we reduce the time period to the 4 weeks prior to the survey, the classic substances described by all the texts consulted dominate, i.e. GHB/GBL (10´5%), Mephedrone (10´2%) and Methamphetamine (4´9%). These data refer to a survey carried out in 2014.

Recientemente se ha publicado un estudio titulado «Nails Analysis for Drugs Used in the Context of Chemsex: A Pilot Study» en el que se propone una comparativa entre el estudio de las drogas de abuso utilizadas en estas prácticas sexuales en el pelo y en las uñas, tanto de las manos como de los pies. En este estudio vemos que los autores encuentran en las uñas de las manos las concentraciones de sustancias son más altas y tienen una mayor correlación con los niveles encontrados en el pelo. Entre las sustancias más frecuentemente encontradas tenemos el MDMA y el GHB, seguidas de la cocaína y la ketamina. Las concentraciones de los fármacos oscilaron entre 0,1 y 690 ng/mg en las uñas de las manos. Los autores concluyen que este estudio demuestra que las uñas pueden representar una matriz biológica no convencional y por lo tanto alternativa,  muy apropiada para proporcionar información adicional en toxicología forense.

Recently a study entitled «Nails Analysis for Drugs Used in the Context of Chemsex: A Pilot Study» has been published in which a comparison is proposed between the study of drugs of abuse used in these sexual practices on the hair and nails, both hands and feet. In this study we see that the authors find in the nails of the hands the concentrations of substances are higher and have a greater correlation with the levels found in the hair. Among the most frequently found substances are MDMA and GHB, followed by cocaine and ketamine. Drug concentrations ranged from 0.1 to 690 ng/mg on the fingernails. The authors conclude that this study demonstrates that nails can represent an unconventional biological matrix and therefore a very appropriate alternative to provide additional information in forensic toxicology.

Por otro lado, en nuestros artículos más antiguos relacionados con el ChemSex, les contábamos como se había producido un repunte en los contagios de VHC, VHB y VIH entre los sujetos homosexuales que realizaban estas prácticas. Como posible causa de este repunte en el número de contagios decíamos que la liberalización del pudor y la expansión que provocan estas drogas les hacen asumir mayores riesgos, no utilizando condones en sus relaciones sexuales, facilitando así la transmisión de estos virus. Recientemente ha saltado la noticia en los medios de comunicación generalistas y le han puesto nombre a esta actitud, es el «Bugchasing» o traducido literalmente «buscando el bicho». En estos casos los HSH tratan de contagiarse del VIH para así no tener miedo a contagios posteriores y a no tener que utilizar preservativos en sus relaciones sexuales. Incluso en las redes sociales se utiliza el hastag #neg4poz es decir «negativo busca positivo» para favorecer el contagio. Los individuos que participan en esta actividad se llaman «bugchasers», mientras que las personas que tienen el VIH y deciden contagiar al «bugchaser» reciben el nombre de «giftgivers» (literalmente «los que regalan»).

On the other hand, in our older articles related to ChemSex, we told them how there had been a rebound in HCV, HBV and HIV infections among homosexual subjects who performed these practices. As a possible cause of this increase in the number of infections we said that the liberalization of modesty and the expansion caused by these drugs make them assume greater risks, not using condoms in their sexual relations, thus facilitating the transmission of these viruses. Recently the news has jumped in the general media and have named this attitude, is the «Bugchasing» or literally translated «looking for the bug. In these cases, MSM try to become infected with HIV so as not to be afraid of subsequent infections and not to have to use condoms during sexual relations. Even in social networks, the hastag #neg4poz is used, means «negative looking for positive» to favour contagion. Individuals who participate in this activity are called «bugchasers», while people who have HIV and decide to infect the «bugchaser» are called «giftgivers» (literally «those who give away»).

As we can see, ChemSex is still current and possibly booming. A risk activity against public health that involves the spread of a disease, which although at present is not fatal as it was in the past, its treatment is an imponderable expense to the health coffers. The only way we can think of to fight against this type of activity is EDUCATION. There is no other way. We will continue alert.

Como vemos el ChemSex sigue de actualidad y posiblemente en auge. Una actividad de riesgo contra la salud pública que implica la difusión de una enfermedad, que si bien en el momento actual no es mortal como lo era en el pasado, su tratamiento si que supone un imponderable gasto a las arcas sanitarias. La única forma que se nos ocurre de luchar contra este tipo de actividades es la EDUCACIÓN. No nos queda otra. Seguiremos atentos.

 

Sebastián Díaz About Sebastián Díaz
Dr. Sebastián Díaz Ruiz, soy Medico Forense en el Instituto de Medicina Legal de Málaga. Me apasiona la Patología Forense. Experto Universitario en Metodología de Investigación en Drogodependencias. Miembro de la Sociedad Española de Patología Forense y de la Asociación de Médicos Forenses de Andalucia. Autor del libro “Manual de Tanatopraxia y Tanatoestética”. Pero ante todo, mi principal inquietud es la investigación y aprender cada día algo nuevo.

Sebastián Díaz

Sebastián Díaz

Dr. Sebastián Díaz Ruiz, soy Medico Forense en el Instituto de Medicina Legal de Málaga. Me apasiona la Patología Forense. Experto Universitario en Metodología de Investigación en Drogodependencias. Miembro de la Sociedad Española de Patología Forense y de la Asociación de Médicos Forenses de Andalucia. Autor del libro “Manual de Tanatopraxia y Tanatoestética”. Pero ante todo, mi principal inquietud es la investigación y aprender cada día algo nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *