Ampliando el verano 2019 (XIII)

Share Button
Playa de Platamonas en Grecia

Uno de los artículos más leídos de este año ha sido el que relacionaba la muerte súbita infantil con las convulsiones febriles. En esta entrada explicábamos la posible influencia de la fiebre y las convulsiones febriles con dicha situación de muerte infantil. Vamos a recordarlo.

One of the most read articles this year has been the one linking sudden infant death to febrile seizures. In this post we explained the possible influence of fever and febrile convulsions with this situation of infant death. Let’s remember that.

Convulsiones febriles y muerte súbita infantil: ¿hay relación entre ellas?

De nuevo abordamos en amplia-mente.com la muerte súbita infantil (MSI), ya hemos hablado de su posible relación con enfermedades infeciosas, hemos buscado su causa genética y en una ocasión hablamos de la relación que podría existir con la fiebre de los niños. Hoy vamos más allá y tratamos de establecer la relación de la MSI con las convulsiones febriles.

Febrile seizures and sudden infant death: is there a relationship between them?

Once again we tackle in amplia-mente.com sudden infant death (SIDS), we have already talked about its possible relationship with infectious diseases, we have looked for its genetic cause and on one occasion we talked about the relationship that could exist with children’s fever. Today we go further and try to establish relationship between MSI with febrile seizures.

En nuestras anteriores entradas habíamos recogido la investigación de pediatras de Guadalajara y otros investigadores de Tel-Aviv habían podido establecer la relación entre un cuadro de fiebre y la muerte súbita del niño, siempre asociada a una crisis arrítmica, en concreto al Síndrome de Brugada. Esta situación no es extraña, ya que en algunos casos las necesidades metabólicas que originan un aumento de la temperatura corporal van a provocar la situación de arritmia que lleva a la muerte al niño. Pero en la entrada de hoy no solo vamos a hablar de la subida de la temperatura, sino que se trata de establecer la relación con las crisis convulsivas.

In our previous entries we had collected the research of Guadalajara pediatricians and other Tel-Aviv researchers had been able to establish the relationship between a fever and sudden death of the child, always associated with an arrhythmic crisis, specifically Brugada Syndrome. This situation is not strange, since in some cases the metabolic needs that cause an increase in body temperature will provoke the arrhythmia that leads to the death of the child. But in today’s entry we are not only going to talk about the rise in temperature, but it is also about establishing the relationship with seizures.

Se trata de un estudio realizado en el Comprehensive Epilepsy Center de la Medicine School of New York en el que se han recogido 622 casos consecutivos de muerte súbita de niños de 1 a 17 años de edad entre 2001 y 2017 en 18 países distintos. Se conocían en todos los casos los datos demográficos y de la causa de muerte de los mismos. Entre los 622 casos, se estudiaron aquellos casos que completaron una entrevista exhaustiva sobre la historia social y médica de los fallecidos y sus familiares. Así mismo se realizó una investigación completa de la muerte que incluía una autopsia y pruebas complementarias. Los autores se centran en 391 niños que fallecieron con edades comprendidas entre los 1 y 6 años, ya que este grupo de edad suponía el 94,4% de los entrevistados. Entre los resultados obtenidos destaca la presencia de un 33,4% de muertes súbitas inexplicadas  (MSICD) y un 66,6% de los casos en los que se encontró la causa de la muerte (MSICC).

This is a study carried out at the Comprehensive Epilepsy Center of the Medicine School of New York in which 622 consecutive cases of sudden death of children between the ages of 1 and 17 were collected between 2001 and 2017 in 18 different countries. Demographic data and cause of death were known in all cases. Among the 622 cases, those cases that completed an exhaustive interview on the social and medical history of the deceased and their relatives were studied. A full investigation of the death was also carried out, including an autopsy and complementary tests. The authors focus on 391 children who died between the ages of 1 and 6, as this age group accounted for 94.4% of those interviewed. Among the results obtained, the presence of 33.4% of sudden unexplained deaths (SUDC) and 66.6% of the cases in which the cause of death was found (SEDC) stand out.

Entre ellos el 59,1% (n = 231) de los fallecidos eran varones y la edad media fue de 24,9 meses. El 26,6% de los casos presentaban antecedentes de convulsiones febriles. En comparación con la prevalencia de convulsiones febriles en la población general (2%-5%), vemos como la prevalencia de estas entre las muertes súbitas infantiles de causa conocida (28,8%) y de muerte súbita infantiles sin causa conocida (22,1%) es muy elevada. Las probabilidades de muerte durante el sueño fue 4,6 veces mayores en los casos de MSICD que en los casos de MSICC. Así mismo se comprobó que ninguno de los hermanos de los casos de MSICD murieron prematuramente a causa de una situación de muerte súbita.

Among them, 59.1% (n = 231) of the deceased were male and the average age was 24.9 months. 26.6% of the cases had a history of febrile seizures. Compared to the prevalence of febrile seizures in the general population (2%-5%), the prevalence of febrile seizures among sudden infant deaths of known cause (28.8%) and sudden infant deaths without known cause (22.1%) is very high. The probability of death during sleep was 4.6 times greater in cases of SUDC than in cases of SEDC. It was also found that none of the siblings in SUDC cases died prematurely from a sudden death situation.

Finally, the authors recommend the development and evaluation of strategies to prevent sudden death, but population-based studies are needed to define the epidemiology and spectrum of risk factors and to identify biomarkers of patients with febrile seizures at high risk of sudden death. For all these reasons, we add our support to the need to carry out these studies, aimed at preventing sudden infant death, although in many cases technical limitations impede it. We will continue working on it.

Por último los autores recomiendan desarrollar y evaluar estrategias preventivas de la muerte súbita, pero para ello se necesitan estudios basados en la población para definir la epidemiología y el espectro de factores de riesgo e identificar biomarcadores de pacientes con convulsiones febriles  con alto riesgo de muerte súbita. Por todo ello nos sumamos a la necesidad de realizar estos estudios, orientados a prevenir la muerte súbita infantil, aunque en muchas ocasiones las limitaciones técnicas nos lo impidan. Seguiremos trabajando en ello.

Sebastián Díaz About Sebastián Díaz
Dr. Sebastián Díaz Ruiz, soy Medico Forense en el Instituto de Medicina Legal de Málaga. Me apasiona la Patología Forense. Experto Universitario en Metodología de Investigación en Drogodependencias. Miembro de la Sociedad Española de Patología Forense y de la Asociación de Médicos Forenses de Andalucia. Autor del libro “Manual de Tanatopraxia y Tanatoestética”. Pero ante todo, mi principal inquietud es la investigación y aprender cada día algo nuevo.

Sebastián Díaz

Sebastián Díaz

Dr. Sebastián Díaz Ruiz, soy Medico Forense en el Instituto de Medicina Legal de Málaga. Me apasiona la Patología Forense. Experto Universitario en Metodología de Investigación en Drogodependencias. Miembro de la Sociedad Española de Patología Forense y de la Asociación de Médicos Forenses de Andalucia. Autor del libro “Manual de Tanatopraxia y Tanatoestética”. Pero ante todo, mi principal inquietud es la investigación y aprender cada día algo nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *