El resurgir del «Speedball»

Share Button
Imagen del primer envase de heroína sintetizada y puesta en el mercado farmacéutico por Bayer

Empieza Septiembre y, tras el merecido descanso veraniego, volvemos en amplia-mente.com con las ganas y la ilusión renovadas por divulgar la medicina, es especial la medicina legal. Hoy, tras varios años de actividad, volvemos a la actualidad y no podía ser de otra manera que con un tema de rabiosa novedad en el tema de las drogas de abuso, se está comprobando un resurgir de un viejo conocido, el «speedball».

The revival of «Speedball»

September begins and, after the deserved summer rest, we return in amplia-mente.com with the desire and the illusion renewed to spread the medicine, specially the legal medicine. Today, after several years of activity, we return to the present time and it could not be otherwise that with a subject of rabid novelty in the subject of the drugs of abuse, a resurgence of an old acquaintance is being verified, the «speedball».

Antes de hablar de esta sustancia, vamos aintentar establecer exactamente de que se trata y principalmente no confundirla con otra droga que es el Speed. Esta última es una formulación química sintética de un derivado de las anfetaminas, es decir una feniletilamina. En otras ocasiones Speed es el nombre que se le da a los preparados de metanfetaminas, generalmente por sus efectos mucho más rápidos es por lo que se le da este sobrenombre. Estas dos se consumen generalmente en forma de polvo blanco que se esnifa por la vía nasal o en forma de pastillas que se ingieren por vía oral. Las rayas de speed suelen ser muchos más pequeñas que las de cocaína, dado que estas son más potentes y por tanto las dosis requeridas suelen ser menores.

Before we talk about this substance, let’s try to establish exactly what it is and mainly not to confuse it with another drug that is Speed. The latter is a synthetic chemical formulation of a derivative of amphetamines, i.e. phenylethylamine. On other occasions Speed is the name given to methamphetamine preparations, generally for its much faster effects is why it is given this nickname. These two are generally consumed in the form of white powder that is snorted through the nasal route or in the form of tablets that are ingested orally. The speed stripes are usually much smaller than those of cocaine, since these are more potent and therefore the required doses are usually lower.

Desde hace muchos años, la mezcla de cocaína y heroína, para su uso por vía endovenosa, se ha conocido como «speedball», es una combinación de un euforizante con un depresor del sistema nervioso central . La administración conjunta de ambas sustancias, provoca una ráfaga de euforia en un grado que combina ambos efectos, disminuyendo además los efectos adversos, tales como la ansiedad y la sedación. Entre sus principales efectos destacan una sensación de bienestar, incremento del nivel de alerta y en la capacidad de concentración, disminución de las sensaciones del cansancio, sueño y hambre, además de una dilatación pupilar. Sin embargo tiene muchos efectos secundarios como aumento de los ritmos cardiaco y respiratorio, de la presión arterial, hipertermia, insomnio, “mandibuleo” y convulsiones. A veces el individuo que lo consume puede presentar pérdida de apetito, dolor de cabeza, boca seca, dificultades para orinar o disfunción eréctil. Cuando su consumo es habitual existe la posibilidad de que aparezcan episodios psicóticos. Los efectos de la cocaína desaparecen de manera más rápida que el efecto de la heroína, por lo que la muerte suele producirse como consecuencia de una situación de insuficiencia respiratoria asociada a un edema pulmonar ocasionado por la heroína.

For many years, the mixture of cocaine and heroin, for intravenous use, has been known as «speedball», is a combination of a euphorian with a central nervous system depressant . The joint administration of both substances causes a burst of euphoria to a degree that combines both effects, further decreasing adverse effects such as anxiety and sedation. Its main effects include a sense of well-being, increased level of alertness and concentration, decreased feelings of tiredness, sleep and hunger, as well as pupillary dilation. However, it has many side effects such as increased cardiac and respiratory rhythms, blood pressure, hyperthermia, insomnia, «jaw» and convulsions. Sometimes the individual who consumes it may have loss of appetite, headache, dry mouth, difficulty urinating or erectile dysfunction. When its consumption is habitual there is the possibility of psychotic episodes appearing. The effects of cocaine disappear more quickly than heroin, so that death usually occurs as a result of respiratory failure associated with a pulmonary edema caused by heroin.

Posteriormente, su consumo se generalizó y pasó a utilizarse bien por vía endonasal, aspirando el preparado en forma de polvo mediante un tubo de fabricación artesanal y generalmente compartido o por último se empezó a consumir quemándolo en un trozo de papel de aluminio y aspirándose sus vapores, lo que en nuestra zona de influencia se ha conocido como un «chiné de rebujito o de revuelto». Pero cuál ha sido nuestra sorpresa, y de ahí la publicación del presente artículo, cuando hemos leído en foros especializados en drogas de abuso, como el speedball se está consumiendo en vaporizadores tipo cigarrillos electrónicos. Se están vendiendo en las tiendas que distribuyen los líquidos de recarga para vapear, mezclas de cocaína y de un derivado mórfico, generalmente fentanilo, no heroína. Sin embargo y aunque le falte este segundo ingrediente, puede considerarse como speedball (y de hecho así se venden) a tener la combinación que decíamos antes de un estimulante con un depresor central. Sería interesante seguir la pista a estos preparados para poder denunciarlos, si alguien tiene conocimiento por favor les pediríamos que nos informara.

Subsequently, its consumption became widespread and came to be used either endonasally, vacuuming the preparation in the form of powder through a tube generally shared artisanal manufacture or finally began to consume burning in a piece of aluminum foil and aspirating its vapors, which in our area of influence has been known as a «chiné of rebujito or scrambled. But what has been our surprise, and hence the publication of this article, when we have read in forums specializing in drugs of abuse, such as speedball is being consumed in vaporizers type electronic cigarettes. They are being sold in stores that distribute refill liquids for vapear, mixtures of cocaine and a morphic derivative, generally fentanyl, not heroin. However, although it lacks this second ingredient, it can be considered as speedball (and in fact they are sold) to have the combination that we said before of a stimulant with a central depressant. It would be interesting to track these preparations to be able to denounce them, if anyone has knowledge please ask them to inform us.

In amplia-mente.com, for years, we have been alerting of the possibility that cannabis is being marketed for use in the electronic cigarette (as we can see in the page that we link here) and how this practice would have extended to synthetic cannabinoids. Today we want to alert the authorities of the need for stricter control over these preparations for vapear given that sometimes they are not what they seem and may contain illegal substances such as the resurgence of Speedball. We will continue to be alert.

En amplia-mente.com, desde hace años, venimos alertando de la posibilidad de que se esté comercializando el cannabis para uso en el cigarrillo electrónico (como podemos comprobar en la página que enlazamos aquí) y como esta práctica se habría extendido a los cannabinoides sintéticos. Hoy queremos alertar a las autoridades de la necesidad de un control más estricto sobre estos preparados para vapear dado que en algunas ocasiones no son lo que parecen y pueden contener sustancias ilegales como puede ser el resurgir del Speedball. Seguiremos atentos.

Sebastián Díaz About Sebastián Díaz
Dr. Sebastián Díaz Ruiz, soy Medico Forense en el Instituto de Medicina Legal de Málaga. Me apasiona la Patología Forense. Experto Universitario en Metodología de Investigación en Drogodependencias. Miembro de la Sociedad Española de Patología Forense y de la Asociación de Médicos Forenses de Andalucia. Autor del libro “Manual de Tanatopraxia y Tanatoestética”. Pero ante todo, mi principal inquietud es la investigación y aprender cada día algo nuevo.

Sebastián Díaz

Sebastián Díaz

Dr. Sebastián Díaz Ruiz, soy Medico Forense en el Instituto de Medicina Legal de Málaga. Me apasiona la Patología Forense. Experto Universitario en Metodología de Investigación en Drogodependencias. Miembro de la Sociedad Española de Patología Forense y de la Asociación de Médicos Forenses de Andalucia. Autor del libro “Manual de Tanatopraxia y Tanatoestética”. Pero ante todo, mi principal inquietud es la investigación y aprender cada día algo nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *