Técnicas de imagen postmorten en muerte súbita cardíaca

Share Button
¿Seguirá siendo necesaria la extracción del corazón para determinar la causa de la muerte?

Hace tan solo unos días les hablábamos, estimados lectores, de las nuevas iniciativas de técnicas de imagen en muertes infantiles y su utilidad, y veíamos que en ningún caso pueden sustituir a la autopsia tradicional, si bien puede ser una buena prueba complementaria para alcanzar el diagnóstico. Hoy les reiteramos un tema ya tocado en nuestro blog, el uso de estas técnicas de imagen en las muertes súbitas, sobre todo en las de origen cardíaco.

Postmortem imaging techniques in sudden cardiac death

Just a few days ago we spoke to you, kind readers, about the new initiatives of imaging techniques in infant deaths and their usefulness, and we saw that in no case can they replace the traditional autopsy, although it can be a good complementary test to reach the diagnosis. Today we reiterate a topic already touched on in our blog, the use of these imaging techniques in sudden deaths, especially those of cardiac origin.

El año pasado les hablábamos en este espacio de la utilidad de la radiología simple o de la resonancia magnética (RMN) en los casos de muerte súbita cardíaca. En ambos casos veíamos que se trataban de técnicas complementarias que podrían ayudar a orientar el diagnóstico, en el caso de la radiología simple para detectar la presencia de calcificaciones cardíacas o de las arterias coronarias o la presencia de stent intracoronarios y en el caso de las RMN, entre las principales ventajas tendríamos la posibilidad de evaluar una enfermedad de las arterias coronarias, su severidad y el grado de obstrucción, la presencia o no de lesiones características de un infarto de miocardio, incluso se podría establecer la data de las mismas en función de las características de la intensidad de señal de la imagen (en modo T2) desde un cuadro de anoxia hiperiaguda, aguda, subaguda o crónica. Pero siempre comcluimos con el tópico de que por un lado no contamos con estos equipos de trabajo y por otro que no nos van a dar diagnósticos definitivos.

Last year we talked to you in this space about the usefulness of simple radiology or magnetic resonance imaging (MRI) in cases of sudden cardiac death. In both cases we saw that they were complementary techniques that could help guide the diagnosis, in the case of simple radiology to detect the presence of cardiac calcifications or coronary arteries or the presence of intracoronary stents and in the case of MRI, among the main advantages we would have the possibility of evaluating coronary artery disease, its severity and the degree of obstruction, the presence or not of lesions characteristic of a myocardial infarction, it could even be established the data of the same ones depending on the characteristics of the signal intensity of the image (in T2 mode) from a picture of hyperiaguda, acute, subacute or chronic anoxia. But we always conclude with the cliché that on the one hand we do not have these work teams and on the other hand they are not going to give us definitive diagnoses.

En Agosto, la revista Forensic Sciences Research ha publicado en OpenAcces un monográfico sobre muerte súbita cardíaca y uno de los artículos que se recogen en dicha publicación es el titulado «Postmortem imaging as a complementary tool for the investigation of cardiac death» en el que se analiza en profundidad esta cuestión. Los autores analizan una a una las distintas técnicas desde la radiología simple, la coronariografía, la tomografía computerizada (TC) postmorten o la resonancia magnética (RMN) postmorten y las comparan con el estudio macroscópico del corazón tras realizar la autopsia tradicional. En una magnífica tabla que se adjunta, se detallan las ventajas e inconvenientes que presentan cada una de las distintas técnicas, así como las indicaciones de cada una de ellas (Tabla Ventajas y desventajas)

On August, the journal Forensic Sciences Research published in OpenAcces a monograph on sudden cardiac death and one of the articles included in that publication is entitled «Postmortem imaging as a complementary tool for the investigation of cardiac death» in which this issue is analyzed in depth. The authors analyze one by one the different techniques from simple radiology, coronariography, postmorten computed tomography (CT) or postmorten magnetic resonance (NMR) and compare them with the macroscopic study of the heart after performing the traditional autopsy. In a magnificent table that is attached, the advantages and disadvantages of each of the different techniques are detailed, as well as the indications for each of them. (Table of adventages and disaventages)

Pero además de todo esto se incluyen en el artículo los posibles artefactos que se puedan presentar como consecuencia de los cambios postmorten que sufriría el corazón. No tenerlos en cuenta podría llevar a un grave error de la interpretación de los resultados. Por ejemplo, en la TC postmorten los artefactos producidos por la interposición de objetos metálicos (stent, válvulas mecánicas, grapas o agrafes de intervenciones quirúrgicas previas u otros dispositivos cardiacos implantados) van a originar ciertas líneas blancas que distorsionan la imagen e impiden interpretar lo que estamos viendo.

But in addition to all this, the article includes the possible artifacts that may be presented as a consequence of the postmortem changes that the heart would suffer. Failure to take them into account could lead to a serious misinterpretation of the results. For example, in post-mortem CT the artifacts produced by the interposition of metallic objects (stents, mechanical valves, staples or agrafes from previous surgical interventions or other implanted cardiac devices) will originate certain white lines that distort the image and prevent us from interpreting what we are seeing.

Por otro lado, como consecuencia de los cambios postmorten, veremos un aplanamiento o colapso completo de los vasos, así como la presencia de gas en el lumen vascular que nos puede inducir a error o formación de coágulos de sangre postmortem dentro de la sangre líquida, lo que crea defectos de relleno en los vasos sanguíneos y pueden hacernos pensar en estenosis de esos vasos o embolias en las arterias pulmonares y aunque se recomienda el análisis de las distintas fases de la TC en muchos casos es imposible de determinar si se trata de un artefacto o un cuadro patológico antemorten. En casos en los que el cadáver a estudiar lleve más de 3-4 días fallecidos, se han iniciado los procesos de putrefacción y se produce la formación de gas en el interior de los tejidos, esto va a ocasionar múltiples malinterpretación en las técnicas de imagen, sobre todo en la RMN, donde pueden inducirnos a pensar en deformidades del órgano o incluso en zonas de isquemia e infarto de miocardio.

On the other hand, as a consequence of postmortem changes, we will see a flattening or complete collapse of the vessels, as well as the presence of gas in the vascular lumen that can induce error or formation of postmortem blood clots within the liquid blood, what creates filling defects in the blood vessels and can make us think of stenosis of those vessels or embolisms in the pulmonary arteries and although it is recommended the analysis of the various stages of CT in many cases is impossible to determine whether it is an artifact or a pathological picture antemorten. In cases in which the corpse to be studied has been dead for more than 3-4 days, putrefaction processes have begun and gas is formed inside the tissues, this will cause multiple misinterpretations in imaging techniques, especially in MRI, where they may lead us to think of organ deformities or even in areas of ischemia and myocardial infarction.

Como vemos, y en total consonancia con lo que dicen los autores de este artículo y con lo publicado en amplia-mente.com en varias ocasiones, no solo es necesaria una importante inversión económica en los equipos necesarios para llevar a cabo estas nuevas técnicas sino que el personal que las manipule debe de estar perfectamente entrenado para la correcta interpretación de los resultados, así como han de estar capacitados para diferenciar lo que son imágenes patológicas de lo que son cambios postmorten. Sin embargo, una vez que se han superado los dos escollos anteriores, estas técnicas van a ser de gran utilidad en los casos de muerte súbita cardíaca ya que van a focalizar la zona a estudiar, las regiones de las que tomar muestras para llevar a cabo estudios histopatológicos, van a dar una imagen completa de todo el aparato vascular en su conjunto, cosa que no podemos alcanzar con la autopsia convencional, y con todo ello podríamos alcanzar lo que se conoce como autopsias mínimamente invasivas.

As we can see, and in total agreement with what the authors of this article say and with what has been published in amplia-mente.com on several occasions, not only is an important economic investment necessary in the necessary equipment to carry out these new techniques, but the personnel who manipulate them must be perfectly trained for the correct interpretation of the results, as well as being able to differentiate what are pathological images from what are postmortem changes. However, once the two previous pitfalls have been overcome, these techniques will be very useful in cases of sudden cardiac death as they will focus on the area to be studied, the regions from which to take samples to carry out histopathological studies, will give a complete image of the entire vascular apparatus as a whole, something that we cannot achieve with conventional autopsy, and with all this we could achieve what is known as minimally invasive autopsies.

We continue deepening the topic of virtopsias and we would like to reach one day the dynamics of carrying out these minimally invasive autopsies, however I do not see the authorities of our country for the work of implementing them in our environment. We will continue to be attentive to new developments.

Seguimos profundizando el tema de las virtopsias y nos gustaría alcanzar algún día la dinámica de llevar a cabo estas autopsias mínimamente invasivas, sin embargo no veo a las autoridades de nuestro país por la labor de implementarlas en nuestro entorno. Seguiremos atentos a las novedades.

Sebastián Díaz About Sebastián Díaz
Dr. Sebastián Díaz Ruiz, soy Medico Forense en el Instituto de Medicina Legal de Málaga. Me apasiona la Patología Forense. Experto Universitario en Metodología de Investigación en Drogodependencias. Miembro de la Sociedad Española de Patología Forense y de la Asociación de Médicos Forenses de Andalucia. Autor del libro “Manual de Tanatopraxia y Tanatoestética”. Pero ante todo, mi principal inquietud es la investigación y aprender cada día algo nuevo.

Sebastián Díaz

Sebastián Díaz

Dr. Sebastián Díaz Ruiz, soy Medico Forense en el Instituto de Medicina Legal de Málaga. Me apasiona la Patología Forense. Experto Universitario en Metodología de Investigación en Drogodependencias. Miembro de la Sociedad Española de Patología Forense y de la Asociación de Médicos Forenses de Andalucia. Autor del libro “Manual de Tanatopraxia y Tanatoestética”. Pero ante todo, mi principal inquietud es la investigación y aprender cada día algo nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *