Violencia sexual bajo estudio

Share Button

Nuevamente traemos a la palestra digital que supone amplia-mente.com, un curso al que ha asistido alguna de la personas que componen la plataforma. Es por ello que en el presente artículo, dejaremos el formato habitual de reflexionar sobre alguna novedad editorial en referencia a la medicina legal, para relatar la experiencia vivida en el curso.

En la línea iniciada los pasados días 2 y 3 de octubre, por la Delegación Territorial de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local de la Junta de Andalucía en Jaén,  cuando se celebró el curso “Violencia Sexual: un análisis multidisciplinar”, comentado en el blog bajo el título Violencia sexual. Luces y sombras, la propia Delegación Territorial, continúa la formación sobre esta temática con un nuevo curso al que ha asistido quien hoy les escribe, titulado “Delitos contra la libertad sexual”.

En esta ocasión, el curso iba dirigido exclusivamente a la jueces y magistrados, fiscales, letrados de la Administración de Justicia, miembros del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, miembros de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, tanto estatales como locales y miembros del Servicio de Asistencia a Víctimas de Andalucía. 

Bajo la dirección de D. Antonio Valdivia Milla, Magistrado del Juzgado de Instrucción número 2 de Jaén, y la organización de la propia Delegación Territorial de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local en Jaén, todo ello con la financiación de los fondos del Pacto de Estado Contra la Violencia de Género del Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, los ponentes invitados han ido desgranando las especiales particularidades que la investigación y enjuiciamiento de este tipo de delitos, presentan. 

Se han transmitido conocimientos de profesionales a otros profesionales, de modo que ha supuesto un enriquecimiento simbiótico en los que todos hemos aprendido del resto de colectivos.

Se inauguraba el curso por parte de las autoridades administrativas con Dª Raquel Morales Martínez, Delegada Territorial de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local en Jaén, a la cabeza. Por parte del mundo de la Justicia, el propio director del curso, el Magistrado D. Antonio Valdivia Milla y el Presidente de la Audiencia Provincial de Jaén, D. Rafael Morales Ortega, presentaban las necesidades de formación y nuevas herramientas contra este tipo de delitos tan expuestos en las noticias y que por tanto son fuente de una importante alarma social.

A continuación, el Capitán Jefe de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Jaén, cuyo nombre omitiremos al igual que hacemos con cualquier miembro de cualquier Cuerpo de Seguridad, si no tenemos su consentimiento expreso; habló bajo el título de su ponencia La importancia de la primera fase de la investigación. Inspección ocular del lugar del hecho. Declaración policial o exploración de la víctima. Recogida de muestras, elementos indiciarios y pruebas indirectas. Expuso los distintos delitos con motivación sexual y las características de la investigación policial en estos casos. 

Posteriormente la ponencia Menores y delitos contra la libertad sexual. Acceso a nuevas tecnologías y redes sociales. Educación sexual y en igualdad. La importancia de la prevención y la reeducación, fue impartida por Dª Ana Belén Rivero Nájera, psicóloga y Directora del Centro de Internamiento para Menores Infractores “Las Lagunillas” de Jaén. Resultó especialmente interesante la detallada explicación de los factores etiológicos implicados en la génesis de la violencia sexual como base de las estrategias educativas orientadas a intentar devolver un mínimo de normalidad a la trayectoria vital de los menores infractores.

Tras una pausa se continuó con la didáctica exposición de La Instrucción de procedimientos penales por delitos contra la libertad sexual. Diligencias relevantes, distintas tipologías delictivas. La evitación de la doble victimización. La preconstitución de prueba; por parte D. Carlos Rueda Beltrán, Fiscal Jefe de la Fiscalía Provincial de Jaén. Dejó meridianamente claro que el bien jurídico protegido es la libertad e indemnidad sexual, pues tal y como comentó, aun algunos juristas y no pocos periodistas siguen usando conceptos bastante obsoletos que en base a la legislación actual ya no tienen sentido procesal, como pueda ser la justificación de la intencionalidad en la comisión del delito. Según se aclaró, lo que se busca es demostrar la índole sexual de los hechos cometidos y que éstos se perpetraron o no mediando violencia y/o intimidación.

Especialmente interesante resulto la autocrítica realizada respecto a la propia Administración de Justicia y de como ésta ha ido creciendo conforme se han ido dando hechos que antes no se habían presentado, como pueda ser la creciente aparición de agresiones sexuales grupales, de modo que ha habido que volver a traer al presente usos y conceptos que cayeron en desuso, como la consideración de agresión sexual en todos y cada uno de los integrantes del grupo completo que comete la agresión sexual grupal, tema de rabiosa actualidad con la Sentencia del Tribunal Supremo sobre el caso de “La Manada”, desterrando la distinción entre agresores y cooperadores necesarios anteriormente considerada.

Tras la presentación de causas etiológicas, investigación policial e investigación judicial, D. Ángel Hernández Gil, Médico Forense, Jefe del Servicio de Clínica Médico Forense del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Jaén, pasó a describir un Protocolo de valoración integral forense ante agresiones y abusos múltiples, sobre el que no queremos anticipar mucho, pues se encuentra en fase de publicación en medios especializados y que esperamos poder traerles a amplia-mente.com una vez publicado y al alcance de la comunidad médica. Si que comentaremos que dicho protocolo, entre otras cuestiones, pretende optimizar recursos ya existentes pero infra utilizados como pueda ser la grabación de las entrevistas con los medios técnicos de los que ya están dotadas las cámaras Gesell existentes en la infraestructura judicial andaluza.

Tras la pausa para el almuerzo, pudimos ser participes de las novedades en La reforma penal de los delitos contra la libertad sexual, ponencia impartida por Dª María Acale Sánchez, catedrática de derecho penal de la Universidad de Cádiz, que nos anticipó que la intención del Legislador, entendemos que cuando haya un Gobierno estable, es evolucionar la consideración de este tipo de delitos y hacer desaparecer como requisito indispensable la violencia y/o intimidación, dejando como núcleo del delito la falta de consentimiento, quedando la violencia y la intimidación como circunstancias agravantes del delito y no como indispensables como lo son en la actualidad.

Para finalizar el curso, y siguiendo un orden lógico en la dinámica seguida, Dª. Esperanza Pérez Espino, disertó en la ponencia titulada El acto del juicio. Particularidad del plenario en cuanto a la práctica y posterior valoración de la prueba; los pormenores del enjuiciamiento de los hechos investigados por parte de las distintas instancias representadas en el proceso de la Administración de Justicia.

Como han podido comprobar, estimados lectores, y tal y como ya exponíamos la semana pasada, es preciso aclarar de manera contundente ante la campaña de intoxicación emprendida por determinados grupos, que la violencia contra la mujer no es sinónimo de violencia de género, no al menos en todos los casos. El tema hoy tratado, también es considerado violencia contra la mujer, cuando ésta es sujeto pasivo del delito, y al igual que otras circunstancias amparadas por el machismo aun presente en la sociedad, deben ser investigadas y perseguidas ante la especial vulnerabilidad de las víctimas.

Como en otras ocasiones en las que se trata un tema puramente doméstico, y así lo entendemos pues nos hemos ceñido exclusivamente a la legislación española, el artículo no sera publicado en inglés.

Tengan un buen fin de semana.

Eduardo Ramos About Eduardo Ramos
Eduardo Ramos Campoy. Mente amplia e inquieta, de curiosidad insaciable. Ejerciendo en la actualidad como Médico Forense en El Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Jaén. Máster en Ciencias Forenses y Derecho Sanitario. Especialista Universitario en Psiquiatría Forense.

Eduardo Ramos

Eduardo Ramos

Eduardo Ramos Campoy. Mente amplia e inquieta, de curiosidad insaciable. Ejerciendo en la actualidad como Médico Forense en El Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Jaén. Máster en Ciencias Forenses y Derecho Sanitario. Especialista Universitario en Psiquiatría Forense.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *